29 may. 2013

Falcao y el club de los 10 millones

Definitivamente seguimos siendo unos románticos. Unos idiotas románticos a los que toman por tontos porque efectivamente lo somos. Hay dos cosas que mueven el mundo y una es el dinero. La otra, ya lo saben. La afición, ni siquiera la mejor afición del mundo es suficiente para convencer a un jugador de que se quede. Tampoco el regusto de los títulos recién conseguidos ni la realidad de un próximo lucimiento en la máxima competición europea por disputar. Falcao no se queda pero tampoco ningún otro que venga al Atleti y destaque como él hasta que le paguen más de 10 millones de euros por temporada. Eso y ninguna otra cosa más.

Falcao cambia la calentura emocionada de un Vicente Calderón rendido a sus pies por un frío y raquítico estadio en Mónaco, sin afición, ni títulos, ni competiciones de relumbrón que disputar... Pero con dinero, mucho dinero. Tanto como 14 millones de euros, ¡cuatro veces lo que cobraba hasta ahora! y el doble de la renovación que se le podía ofrecer. El multimillonario que dirige el Mónaco le ofrece a Falcao entrar en el selecto club de los de más de 10 millones de euros. Y punto. Falcao se va, se despide con los ojos humedecidos que pueden ver en las fotos, agradecido a una afición a la que ha aprendido a querer, que le ha sorprendido por su entrega y a la que no olvidará nunca porque nunca recibirá tanto de una grada. Si, pero se va. Y punto otra vez.


¿Les duele todavía? Lo podemos decir de nuevo. Falcao se va, Falcao se va, Falcao se va... Se va como se fueron Torres, que sin proyecto deportivo a la vista en el Atleti emigró por eso y por dinero. Casi 11 millones cobra la criatura en el Chelsea (¿Por qué creéis que es totalmente imposible que vuelva al Atleti a corto plazo?). Se fue el Kun Agüero, el jugador con más clase que ha pisado el Calderón en los últimos años, porque el Atleti no jugaba la Champions y sobre todo porque le quedaba grande... el bolsillo. 12,5 millones cobraba en el City antes de renovar hace unos días. Allí es feliz, dice, pero, salvo una Premier, apenas ha ganado nada más que dinero desde que se fue.


¿Y el Atleti? El Atleti sueña con fichar a Luis Suárez y pagarle los 7 millones que cobra ahora recurriendo a su patrocinador, Azerbaiyán, para que se lo pague íntegro. Y ni por esas podrá porque otros ofrecerán mucho más. El club no puede hacerlo. Sueña con Diego Ribas, que cobra 5 millones y no cede con su sueldo, y la cosa está atascada porque el Atleti no puede afrontar su fichaje y pagarle el salario a la vez. Hasta el Santos, un equipo brasileño, puede ofrecerle más.

Busquen otros grandes jugadores. Cristiano Ronaldo lleva triste (o desquiciado según el rato) toda la temporada porque "sólo" cobra unos 13,5. 16 millones Messi. Etoo 20 en Rusia. Y así todo... Las cifras varían algo según la fuente en la que busquen y según se cuenten o no las primas e incentivos. Luego sumen a esto los ingresos por publicidad. Algunos casi llegan a ganar 40 millones por temporada.

Pero la cuestión es que los que pagan estos estratosféricos salarios son equipos que tienen un multimillonario por presidente o el Real Madrid y el Barcelona. No hay más. Los demás tienen que tener la suerte de acertar con el futuro crack y esperar que su codicia no sea mucha. Si encima tenemos que pagar deudas con Hacienda hasta el día del juicio final (mérito de la dirigencia) apaga y vámonos.

Y claro, no hay nada que reprochar al jugador. Pongámonos en su lugar, pero hagámoslo de verdad, y entendámoslo. Luego hay formas de hacerlo. Una forma es la del Kun, engañando a todos hasta el final y yéndose de mala manera intentando hacerlo al máximo rival. Y otra forma es como lo ha hecho Falcao o como lo hizo en su día Torres. Pero que nos quede claro a todos que más tarde o temprano se van. La excusa será el proyecto deportivo, el interés del club, el interés de un tercero inversor que busca la rentabilidad de su apuesta por el jugador, el agente que lo maneja... Pero detrás y por encima de todo está el jugador y el dinero que le van a pagar y la prueba está en los que se fueron antes. Nadie se fue para ganar menos dinero pero sí que algunos se han ido para ganar menos títulos y recibir menos cariño. El siguiente en hacerlo va a ser Falcao. Eso que dicen algunos de que el jugador no puede decidir, de que es una especie de esclavo en manos de unos inversores que apuestan por tí cuando eres niño y te manejan a su antojo el resto de tu vida futbolística tiene poca credibilidad. Una cosa es que influyan en tu carrera, que te busquen ofertas, equipos y opciones y otra que dirijan tu vida exprimiéndote y haciéndote jugar en equipos infames con tal de sacarte los cuartos en contra de tu voluntad. Vamos hombre, seamos serios. ¿Qué profesional saca el 100% de su rendimiento y mejora año a año en esas condiciones a lo largo de toda su vida profesional?


¿Y qué pinta el club en todo esto? De los dirigentes hay que esperar que vuelvan a dar en la diana con el próximo fichaje, cosa harto complicada, pero además hay que exigirles la transparencia que nunca tuvieron con el fichaje de Falcao y que tampoco se espera con su venta. 45 millones dicen que ha sacado el Atleti con el fichaje. Se suponía que el Mónaco iba a pagar la cláusula de 60 millones. No son incompatibles ambas situaciones. 45 millones (o parte de ese montante) se lleva el Atleti que en su día no pagó más de 18 o 20 por Falcao, cuyo precio de venta era 40. El resto lo puso un fondo de inversión que se habrá llevado el resto. O eso o aquí hay cláusulas y compromisos previos con el jugador o trampas por todos los lados. Pero en el fondo da igual porque el montante será el fruto de un acuerdo que tuvieran las partes y que se hizo por el expreso deseo del jugador de proyectar su carrera económica. El club está de acuerdo en su salida, no ha hecho nada o casi nada para retenerle, pero no ha sido el único. Tampoco Simeone se lo ha pedido a Falcao ni se lo ha pedido al club así que no empecemos con lo de siempre. No carguemos las tintas en lo fácil, en los de siempre, que sí que son muy malos, lo sé. La pasta amigos, se ha ido por la pasta, estaba escrito desde hace mucho y está en su derecho de hacerlo. Él ha cumplido con su parte. A mí me hubiera gustado saberlo antes (aunque me lo he imaginado todo este tiempo) pero juegan con nosotros y no nos cuentan hasta última hora que esto es así.

A Falcao le tenemos que agradecer todo lo que nos ha dado como jugador, que ha sido muchísimo. También su comportamiento como persona y su honestidad ha sido inmejorable. Un ejemplo para compañeros, rivales y futuros integrantes del equipo. Suerte y que te vaya muy bien Radamel. Aquí has dejado un recuerdo imborrable. Has pasado a la historia del Atlético de Madrid con todo merecimiento y aunque nos hubiera gustado que nos hubieras dado algunos años más, te vas de aquí con nuestro cariño.

Nosotros a partir de ahora a pensar en el siguiente.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti y en el de José Vallés