23 ene. 2011

El Atleti no nos quiere

#Atleti Pasada la vergüenza de caer en la primera fase de la Europa League siendo campeones; pasada la vergüenza (muy reiterada) de hacer el ridículo ante el Real Madrid; llegada la circunstancia de estar en enero sólo en una competición, y sin opción alguna de ganarla, por supuesto; ocurrido todo esto y más, el Atleti ha asumido ante el Sporting su verdadera condición: la de equipo mediocre y cutre, tirando a peor.

Un equipo mediocre renuncia al balón. Era propio del pensamiento absurdo pretender que un centro del campo con Raúl García y Assunçao iba a tener la pelota y a repartirla. Y, en efecto, no la hemos tenido y, por tanto, no la hemos podido repartir. Mientras ha querido, el Sporting ha tenido más posesión de balón que el Atleti. Quizá este dato merecería alguna reflexión de quienes tienen la responsabilidad de realizar los fichajes en el club. Digo yo.

El Atleti ha tardado 26 minutos en disparar a puerta (a tres o cuatro metros de la puerta, en realidad). Ha sido la única vez en todo el primer tiempo. Otro dato: uno de los resultados prácticos de la venta de Maxi, Jurado y Simao es que ahora los corners los saca Forlán, en vez de rematarlos. Quizá esto merecería también alguna reflexión de quienes tienen la responsabilidad de realizar los fichajes en el club. La venta de esos tres futbolistas (que tampoco son superestrellas del fútbol) ha sido un buen negocio económico para la entidad, pero ha sido un mal negocio deportivo. Antes no éramos buenos, pero ahora somos peores.

Es una lástima que no nos deshagamos de otros jugadores que están en la mente de todos, a los que les agradecemos los esforzados servicios prestados, y a los que habría que impedir que siguieran prestándonos servicios. Qué decir, por ejemplo, del gol del Sporting…

Es muy posible que al final de esta aciaga temporada se produzca una desbandada en el equipo. Que nadie dude que si eso ocurre, en esa desbandada es muy posible que esté Forlán y, quizá, Agüero. El argentino y el uruguayo saben que ya han ganado en el Atleti más títulos de los que podían imaginar: uno, y gracias.

El presente deprime, y no sabemos si hay futuro. Los atléticos queremos mucho al Atleti. Pero empieza a ser muy decepcionante la falta de reciprocidad, porque el Atleti nos quiere muy poco a los atléticos. Y eso cansa.

Te escuchamos en el twitter de SomosAtleti.

Sígueme en Twitter: vicentevallestv