30 ene. 2011

Cuidado con el infierno

#Atleti Hay que querer mucho al Atleti para ir al Calderón en las actuales circunstancias. Hemos pasado frío, nos hemos empapado con la lluvia, el árbitro nos ha maltratado (como tantas veces), y el equipo nos ha defraudado (como casi siempre, últimamente).


Hasta ahora, las cosas iban mal. Pero desde la derrota ante el Athletic debemos empezar a hablar de algo más. Ya no estamos ante una mala racha. Nos hemos metido de lleno en una crisis de todos los ámbitos de la entidad. No hay margen para dejar las cosas para mañana, o para bromear con lo sufridos que somos, o para que se siga diciendo que todos los años tenemos momentos malos.


El Atleti es experto en dilapidar el empuje que deben dar los éxitos. El doblete del 96 se gestionó tan mal que acabamos en segunda división. Ahora, después de ganar la Europa League y la Supercopa de Europa hemos llegado al arranque de la segunda vuelta de la Liga, y quizá tengamos que empezar a ocupar menos tiempo en contar los puntos que nos separan de los puestos de arriba, que en mirar los que nos separan del infierno. Y, mucho cuidado, que ya sabemos lo que es eso.


Un equipo campeón, como ha sido el nuestro hace apenas cinco meses, no puede vender jugadores para sustituirlos por otros que no son mejores que los que se han ido. ¿Cómo es posible que el campeón de la Supercopa de Europa tenga hoy peor equipo del que tenía? ¿Cómo puede ser que sólo cinco meses después de ir a Neptuno, algunos de nuestros mejores futbolistas estén deseando irse del Atleti? Algo se está haciendo muy mal.


Y aquí no se salva casi nadie. Quienes dirigen el club ignoran el camino a seguir. Están claramente sobrepasados. El entrenador muestra serias dificultades para gestionar a sus jugadores, y no parece que tenga buena conexión con sus jefes. Los peores futbolistas de la plantilla poco pueden aportar, y los mejores están esperando que otros equipos les hagan una oferta. La afición está desesperada.

Y, atentos a lo que está por llegar. Tenemos por delante partidos frente a Barcelona, Valencia, Sevilla, Villarreal, Real Madrid... Lo malo (y, por desgracia, lo normal) es que perdamos. Pero puede haber algo aún peor: que hagamos el ridículo.

Te escuchamos en el twitter @SomosAtleti

Y si quieres, sígueme en @VicenteVallesTV