25 abr. 2010

Ahora sí, rotaciones

Quique ha acertado dando entrada en el equipo desde el principio a jugadores no habituales. Desaparecidas, salvo milagro, nuestras opciones en Liga, los habituales han demostrado que solo piensan en Europa. Dar oportunidades a jugadores que no las han tenido asegura al menos un plus de motivación en el equipo.
Camacho, Valera y Salvio han salido desde el inicio y han cumplido, especialmente el argentino. LLegó en el mercado de invierno como fichaje estrella tras varios intentos y un eterno tira y afloja económico. No salió barato pero aun así Quique ha contado muy poco con él. Tendrá seguro sus razones. Hoy ha confiado en él y éste se lo ha agradecido metiendo dos goles. Se ha ganado más minutos.
Otra consecuencia de los cambios introducidos por Quique ha sido la colocación de Jurado como media punta. Hoy no ha estado muy acertado pero es evidente que ofrece mucho más en esa posición que en la banda. Necesita creérselo un poco más y luchar por recuperar balones en vez de lamentarse por los perdidos.
El Atleti no ha merecido sufrir tanto. Pudo meter varios goles ya en el inicio del partido, pero muchas veces este equipo comete el error de creer que el partido ya está ganado por haber metido dos goles y fallado cinco más. Es entonces cuando vuelve el Atleti indolente y nos ponen en apuros. Afortunadamente el Kun volvió a darnos tranquilidad pero si hubiéramos matado el partido en el primer tiempo, Agüero o Reyes podían haber descansado en el banquillo un poco antes pensando en Liverpool.
No quiero terminar sin destacar la actitud del público del Calderón cuando acababa el partido. Con una sonora pitada ha callado al Frente Atlético cuando los ultras se burlaban del Tenerife por su probable descenso. Poco demuestran quienes se ríen del mal ajeno, especialmente si el equipo humillado es un equipo humilde que lucha con lo poco que tiene por mantenerse. Demuestran también poca memoria porque nosotros nos fuimos a segunda no hace mucho. Es mejor dedicarse a animar al equipo propio y los atléticos agradecemos el empuje que dan en cada partido. Lo demás sobra.