24 ene. 2010

Rotaciones

No terminamos de arrancar. Damos la sensación de ser muy poquita cosa. Y damos esa sensación porque somos muy poquita cosa. Tenemos resurrecciones parciales. Días decentes. Días regulares con buena suerte. Y días como hoy ante el Getafe, o el jueves frente al Celta. Muchos. La mayoría. Vivimos al borde del precipicio, y nos caemos a menudo.

El mágico (¿irrepetible?) año del doblete, el Atleti jugó con once toda la temporada. Los reservas eran muy, muy reservas. Radomir Antic sacaba siempre a los mismos, salvo lesión o sanción: Molina, Geli, Solozábal, Santi, Toni, Caminero, Pantic, Simeone, Vizcaíno, Kiko y Penev. Todos los demás sabían que los titulares eran estos, y sólo estos. Con estos once se ganó la Liga y la Copa.

El paso del tiempo ha hecho que se extienda en el fútbol el mito de las rotaciones. Es muy fácil, y quizá conveniente, rotar el once titular si tienes una plantilla como la del Barcelona o el Real Madrid. Pero si no dispones de once jugadores que merezcan ser titulares, ¿cómo vas además a rotarlos?

Yo entiendo los motivos de Quique. Pero la experiencia de estos meses como entrenador del Atleti le debe hacer reflexionar. Hoy parece haber llegado a la conclusión de que el portero titular no debe ser Asenjo, sino De Gea (como ya se dijo en este mismo blog hace varias semanas). Ahora debe llegar a otras conclusiones. Sugerencias:

- No hay plantilla para rotar, luego no rotemos salvo que sea inevitable hacerlo.

- Demos partidos a Tiago. Quizá sea mejor que los mediocentros que ya tenemos. Hay que probar, y se prueba jugando partidos enteros. Para eso se le ha traído, no para ser suplente.

- ¿Por qué los entrenadores del Atleti se enamoran de Asunssao? Sí, pelea mucho. Sí, corta balones. Sí, ayuda a la defensa. Y sí, se autexpulsa todo el tiempo. ¿Y si hacemos un ensayo con Tiago y Rául García? Quizá entonces miremos un poco más hacia la portería contraria, y menos hacia la nuestra.

- ¿Hay que empeñarse siempre en jugar con dos extremos, cuando es obvio que pocas veces juegan bien los dos?

Los puntos: Hemos terminado la primera vuelta con 23 puntos. Estamos a diez de la UEFA, y a sólo seis del descenso. Hay temporadas en que se baja a Segunda División con 43 puntos. No lo olvidemos. Una segunda vuelta como la primera, y llegaremos a los últimos partidos rezando para no caer otra vez en el infierno.

Vicente Vallés