16 oct. 2016

El Atleti es una fiesta

Tres goles de Carrasco.Foto:Ángel Gutiérrez/www.clubatleticodemadrid.com

Día de fiesta en el Calderón. Las peñas del club pudieron disfrutar del previo del partido y sobre todo del partido mismo junto al resto de la hinchada. Un encuentro lleno de buenas noticias. El equipo que no tenía gol al inicio de la temporada se desató con siete tantos ante el Granada y ninguno de ellos lo marcaron sus delanteros habituales, ni Griezmann, ni Gameiro, ni Torres. Carrasco, su versión 2.0 que incorpora al regateador una nueva faceta goleadora, fue el que llevó en volandas al equipo desde la remontada a la victoria con un hat-trick, los primeros tres goles de los rojiblancos.   

Hace tiempo que el Atleti supero aquello de "día de celebración derrota segura" pero el recuerdo de aquellos desventurados días tarda en desaparecer y a más de uno se le vinieron a la cabeza cuando Cuenca marcó un tremendo golazo en el minuto 17.  Hasta entonces el Atleti había dominado pero sin tirar a puerta ante un bien plantado Granada que no se complicaba a la hora de sacar el balón lejos de su feudo para no caer en peligrosas pérdidas de balón. Dominio estéril y movimientos lentos que fueron espoleados con el gol visitante.

El problema del Granada con su gol fue que a la misma vez que perdía la concentración defensiva viendo que podía hacer daño al Atleti, el Atleti reaccionaba metiendo una velocidad más en todas sus líneas. Allí donde Carrasco no se atrevía a encarar, ahora sí lo hacía; si hasta entonces Correa había perdido todos los uno contra uno, de repente superaba a sus rivales y conectaba con sus compañeros en combinaciones vertiginosas. El 2-1 logrado justo antes del descanso ponía la tranquilidad y la justicia en el marcador. Sólo algo podía inquietar a la grada: el irregular partido de Godín en su pugna con Ponce. Situación inusual pero de menor importancia si ocurre ante un rival menor y siempre que tenga un compañero como Savic al lado. El montenegrino sigue esperando a que alguien le encuentre un solo fallo desde que empezó la temporada.

La segunda parte fue el fin de fiesta rojiblanco al que se apuntaron todos los que pudieron. Gameiro estuvo algo desaparecido y Griezmann participó poco pero lo que hizo lo hizo muy bien, incluida una magnifica asistencia para el tercer gol de Carrasco tras fabulosa galopada por la banda. Quien aprovechó bien su oportunidad fue Gaitán. Dos goles saliendo desde el banquillo. Llegaron a jugar juntos Carrasco, Gaitán y Correa. Al principio de la temporada se preguntaba a Simeone sobre la dificultad de que jugaran juntos estos jugadores. Hoy lo han hecho y han marcado tres, dos y uno respectivamente. Lo que no logre Simeone... Que los jugadores de segunda línea marquen muchos goles es un sueño cumplido del entrenador y un magnífico síntoma que se ve reflejado en las estadísticas. En ataque estamos en números muy cercanos a los de equipos tradicionalmente muy goleadores como Real Madrid y Barcelona. En defensa nadie nos iguala ni de lejos.

Al grupo de goleadores se unió Tiago, otra buena noticia, tras jugadón y asistencia de Carrasco Jugó un rato junto a Koke en el centro del campo. Seguimos disfrutando con el fútbol del canterano, espectacular en sus pases largos cambiando el juego de un lugar a otro de campo. 

Conversamos en el twitter de SomosAtleti.