19 mar. 2016

El Sporting apea de la Liga a un Atleti fundido

Giménez, otro lesionado. Foto: Ángel Gutiérrez/clubatleticodemadrid.com

Quizás ya no había posibilidades antes de esta derrota pero el desastre de El Molinón ante el Sporting certifica el adiós a la Liga y nos deja al alcance del Real Madrid. No era, en principio, el partido más complicado que le tocaba afrontar al Atlético de Madrid en la recta final del campeonato pero el eterno, sufrido, cansado y agónico pase a cuartos ante el PSV ha tenido sus consecuencias. Simeone se ha visto obligado ante el Sporting a introducir rotaciones en el once para subsanar el desgaste físico o para suplir las bajas por lesiones. Y de los que han repetido, a algunos como a Griezmann (de lo mejor) los ha cambiado para reservarlo. 

De los que han jugado descansados no todos han cumplido como se espera. Esta vez ni el banquillo fue el salvador ni Simeone acertó con los cambios. La consecuencia es que ahí donde en otras ocasiones un gol y guardar la ropa nos sirve para llevarnos los tres puntos, esta vez nos llevó a una merecida derrota. En los diez minutos finales el Sporting desarboló al Atlético sin que realmente hubiera hecho gran cosa. Pero hizo mucho más que el Atleti. Al menos tuvo fe y buscó la portería de principio a fin.

El Atlético apenas tuvo una ocasión de Griezmann, que erró el golpeo sólo ante el portero, y la falta al borde del área que el francés transformó en gol. Un falta, por cierto, lanzada de forma magistral. Es la quinta jornada seguida que marca y más nos vale que siga así... Más allá de eso, fue el Sporting el equipo dominador pero incapaz de superar la defensa a falta de alguien capaz de inventar algo diferente. Esto ya lo hemos visto muchas veces. El problema es que el Atletico tampoco inventaba gran cosa con un Vietto inoperante arriba. Ni él ni Correa, perdido en la banda, aportaron nada. Desde el gol, el Atleti se dedicó a esperar mientras el Sporting, ya en la segunda parte se fue creyendo que podía empatar.

Se fueron Griezmann, Correa y Vietto y aunque entraron Gabi, Torres y Juanfran la dinámica fue a peor. Llegó el empate y lo peor, la lesión de Giménez y el gol de la derrota. Con Giménez lesionado (muscular, isquiotibiales, echen cuentas...) tenemos a los tres centrales en la cama y sin noticias de cuándo volverán. Un drama para un equipo pensado para defender de manera férrea. Y por delante la defensa del segundo puesto en Liga y el mayor reto posible en el mundo del fútbol hoy en día: pasar una eliminatoria de Champions ante el Barça sin saber si tendremos defensas. Un bajón enorme tras el éxtasis de la clasificación del martes. Pero si alguien puede sobreponerse a todo esto es el Atleti de Simeone.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti.