5 oct. 2015

El Atleti deja vivo al Madrid en un duelo de carencias

Correa, siempre peligroso. Foto:Ángel Gutiérrez/clubatleticodemadrid.com

Un Atleti en construcción hacia aún no se sabe muy bien dónde dejó vivo al Real Madrid. Comenzó mal el encuentro, le facilitó al Madrid la oportunidad de gestionar su renta y aún así hasta se permitió fallar un penalti. En el tránsito incierto hacia la excelencia Simeone recurrió al ya habitual baile de banquillo para dar la vuelta a un partido al que no se encontraba salida, pero fueron el coraje de los jugadores y la fe en sus posibilidades (que no el fútbol brillante que se anda buscando) los que culminaron en el gol de un empate que sabe a poco viendo las carencias y poca ambición del rival. En los últimos minutos del partido se pudo ganar el partido pero los madridistas han encontrado un nuevo santo al que encomendarse: Keylor Navas. De Ronaldo no se acuerda nadie porque no se le vio hacer nada por el Calderón. El Madrid apenas inmutó a Oblak.


Conviene recordar que no hace mucho los derbis en el Calderón era un suplicio normalmente humillante. Tanto ha cambiado la cosa que la prensa florentinista ya vende el planteamiento inicial de Benítez como un maravilloso descubrimiento genial. El trivote que el entrenador madridista enfrentó en su duelo táctico con Simeone (Casemiro, Kroos y Modric), algo que en otros tiempos hubiera sido motivo de cese inmediato por infame cobardía, mostraba las carencias del Real Madrid en el centro del campo y por ende, el miedo que tenía a lo que le pudiera liar una delantera con Torres, Griezmann y Correa en las que estos dos últimos juegan entre líneas. La nueva incorporación, Casemiro, iba a ser el que diera al equipo blanco el equilibrio en ataque, al liberar a los otros dos, y la contención en defensa al barrer lo que no hacen sus compañeros. Fue el único destacable de los madridistas junto a Keylor Navas y Benzemá (por su gol). De hecho Casemiro y su fútbol resumen lo que fue el Real Madrid anoche. Pero en ataque el Real Madrid fue la nada más allá del gol que metió en el minuto 8. Bale, por cierto, fue el sacrificado de la apuesta.



Por su parte, el Atleti sigue sin hacer funcionar sus experimentos a la perfección. La prueba flojea con frecuencia por un Óliver que extraña jugar en la banda y pide media punta, esa demarcación que muchos entrenadores destierran de su memoria. El chico pide que le dejen respirar cuando le llega el balón y eso no sucede en ciertos partidos. Griezmann, que siempre ha jugado en la banda parece menos Grieznann si no está en punta. Aún así, su partido de hoy no ha estado del todo mal. Le ha afectado fallar el penalti. Tiene el objetivo de triunfar y dar el salto y estas cosas minan la confianza. Correa es otra cosa. Siembra el pánico porque no es controlable. Hace cosas que no esperas, gira el balón y el cuerpo en un centímetro, se mueve como un ratón, ve el hueco antes que nadie. Le falta precisar un poco más ante la portería. Ha vuelto a tener la portería franca y se le ha ido por un pelo. Su sustitución ha sorprendido pero lo cierto es que tenía tarjeta y el árbitro, como ha dicho Simeone, estaba "sensible". Undiano Mallenco ha tarjeteado cada falta de los rojiblancos casi sin excepción. Correa estaba cansado y excitado y era peligroso. Podía seguir sorprendiendo en cualquier jugada pero también empezaba a perder más balones que los que se llevaba. El cambio por Vietto, a la postre, acabó siendo acertado porque marcó el gol del empate tras una meritoria internada de Jackson Martínez por la banda que defendía Arbeloa.

El Atleti saca un punto ante un Real Madrid timorato que muestra hasta que punto se respeta a los rojiblancos y lo mal que están todos los equipos en este comienzo de Liga. El Barça pierde y el Madrid que antaño destrozaba a su presa a la contra cuando se ponía por delante en el marcador se deja empatar por un equipo sin costuras que acaba poniéndolo contras las cuerdas. La buena noticia es que este Atleti que aún no se encuentra sigue muy cerca de la cabeza y hemos jugado prácticamente contra los mejores equipos del campeonato. Ahora toca seguir afinando y ganando puntos.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti.