19 sept. 2015

Torres-Correa, Sociedad Letal

Torrea y Correa, sociedad letal. Foto: Alex Marín/clubatleticodemadrid.com

Simeone sigue buscando combinaciones de medio campo hacia arriba, allí donde reina Griezmann como gran referencia indiscutible. Piezas tiene de sobra para ello y entre las variantes que introduce vamos hallando interesantes conexiones. La sociedad que esta noche formaron Fernando Torres y Ángel Correa en la segunda parte resultó letal. Entre los dos se dieron las asistencias para los dos goles que marcaron y dieron la victoria al equipo en un partido incómodo, complicado de abrir, ante un Eibar que igualó en intensidad al Atleti. El equipo demuestra tener fondo de armario y mucho margen de mejora a poco que las incorporaciones se pongan a tono. Mientras tanto, el Atleti se lleva tres puntos importantes en un campo difícil, tirando de un razonable buen juego y sin tener que recurrir, como lo vecinos, al favor de escandalosos arbitrajes.


Simeone volvió a probar de inicio con Jackson, Vietto y Griezmann en punta. El francés fue el mejor en una primera parte a la que el Eibar aplicó la esperada intensidad y buena colocación que se le ha visto en el inicio de temporada y por la cual se mantenía invicto. En un campo tan estrecho, la circulación del balón se antojaba complicada entre dos equipos tan concentrados en no dejar jugar al contrario. Sólo Griezmann, libre como el viento tras recibir la bula de Simeone, aportaba claridad para abrir espacios. Sus socios, Vietto y Jackson, no estuvieron a la altura del francés y fallaron algunas buenas oportunidades. No obstante, a Jackson sí se le va viendo una mayor movilidad en ataque y en la presión en defensa. Sólo falta que acierte en el remate, que no es poco.

Simeone se dio cuenta del cortocircuito y no dudó en arreglarlo cuanto antes. Poco amigo de hacer cambios tempraneros, y menos dobles, optó por cambiar jugadores y esquema en pleno descanso. Fernando Torres y Óliver Torres sustituyeron a Jackson y Vietto. Nada más reiniciarse el partido ya tuvo Fernando una oportunidad, pero lo cierto es que fue el Eibar el que llevó la iniciativa en esos primeros minutos hasta que en el 60 Simeone sorprendió haciendo el último de los cambios. Correa por Koke. En menos de un minutos se desató la conexión letal Torres-Correa que abría el marcador. Torres se daba la vuelta en el área para asistir a Correa, que en un desmarque genial, se quedaba solo y batía a Riesgo.

A partir de ahí el Atleti gozó de más espacios y Óliver se hizo con ellos. Pero fue Correa el que asistiría a Torres para que hiciera el segundo en carrera picando el balón por encima del portero en un gol marca de la casa (recordó al que marcó ante Alemania en la final de la Eurocopa). Torres está en un fantástico momento de forma, lleno de explosividad.

La próxima cita es en Getafe, una ocasión propicia para que Simeone siga experimentando con el fondo de armario, dando oportunidades y minutos de dónde surgan nuevas sociedades letales.

Conversamos contigo en el twitter de SomosAtleti