9 feb. 2014

El Atleti se pierde en los bajos fondos

Simeone tiene que encontrar soluciones
Ha ocurrido dos veces en la misma semana. El Real Madrid y el Almería le plantean al #Atleti un partido barriobajero, y el Atleti se ve incapaz de responder al reto. El pasado miércoles, en el Bernabéu, los cuatro hermanos Dalton (es innecesario nombrarlos, porque son de sobra conocidos), convirtieron el encuentro en una sobredosis de patadas, mocos lanzados a presión y pisotones furtivos. Y el Almería ha sacado todas sus armas para disponer el partido en esa misma dirección. No se puede culpar de ello ni al Madrid ni al Almería. Cada cual gana como puede y sabe, y el Atleti debería haber podido y sabido ganar esos partidos que se juegan en los bajos fondos, porque esto también es fútbol.

La carencia de intensidad en estas últimas semanas está saliendo cara. La dolorosa derrota en la Copa ha resultado ser algo más que un partido perdido. Y, de paso, la suerte se ha vuelto esquiva: el Madrid nos hizo dos goles de rebote, cuando los disparos iban fuera, y el Almería ha marcado el primer gol sin querer (era un pase que acabó en la escuadra), y un penalti con expulsión, que no era ni lo uno ni lo otro (el árbitro debió expulsar a Barbosa por la entrada en la que lesionó a Tiago, y debió pitar antes dos penaltis a favor del Atleti y otro a favor del Almería, y sólo ha pitado el que no era; gran actuación de Teixeira).

Simeone (¿por qué quitó a Diego?) tiene trabajo por delante. Igual que hemos llenado de halagos tantos partidos que lo merecían, ahora toca reflexionar sobre lo mal que lo estamos haciendo en este momento clave de la temporada. Se puede prescindir de la Copa (a la fuerza ahorcan). Pero no podemos dimitir de la Liga cada vez que tenemos la ocasión de liderarla.

Síguenos en Twitter: @somosatleti