16 feb. 2014

El Atleti recupera las constantes vitales y ya mira a la Champions

Raúl volvió a marcar. Foto: www.clubatleticodemadrid.com
Que el Atleti iba a vencer al Valladolid tras sus tres derrotas consecutivas era algo previsible y ni antes del partido tenía sentido proclamar la defunción prematura del proyecto Simeone 2013-14 (se siente vikingos), ni ahora conviene adelantar una resurrección definitiva facilitada por los extraordinarios y poco comunes primeros cinco minutos del partido de ayer. La verdadera medida de nuestro estado actual espera en San Siro ante el Milán. Un buen resultado allí evitará que nos carcoman las dudas que nosotros mismos nos encargamos de alimentar con nuestro habitual carácter autodestructivo y del que se aprovechan nuestros rivales.



Aún así el partido ante el Valladolid dejó varios aspectos positivos que invitan al optimismo. Sin obviar que para meter dos goles en cinco minutos tienes que contar con la colaboración desinteresada del contrario, al menos revela las ansias del equipo de revertir a la primera situación el lastre de las tres derrotas. Y lo hizo recuperando el estilo y la manera de ganar que teníamos y que nos ha dado los mejores resultados: las jugadas ensayadas, el balón parado y el contraataque.



El Atleti recupera su esencia y lo hace con Diego en el banquillo y Arda y Koke en el centro del campo. Simeone lo dispuso así y ambos encontraron su mejor juego por momentos, tomando el protagonismo del juego en ausencia del brasileño. Es un dato a tener en cuenta. Diego salió en la segunda parte y jugó con ambos. El Cholo está haciendo pruebas para encajar a los tres con más talento en el campo y que la presencia de uno de ellos no anule a los otros. Me pareció que la solución la ha encontrado en obligar a Diego a soltar la pelota rápido. A diferencia de los otros partidos que ha jugado hasta ahora, aunque buscaba el balón y con su posición centrada volvía a ser la referencia para conducir hacia el ataque, Diego buscaba más el pase al primer toque y las combinaciones rápidas con los delanteros o sus compañeros de los extremos. Y dio buen resultado.



 Mario Suárez, más despistado, fue de menos a más durante el partido y se espera que vaya cogiendo forma rápidamente porque hasta que se recupere Tiago dependemos de él en esa posición fundamental. Es buena noticia que se vaya poniendo a tono mientras poco a poco recuperamos efectivos. Afortunadamente, y contra lo que viene ocurriendo en los últimos partidos, no sólo no se ha lesionado nadie sino que Villa ha vuelto a jugar unos minutos y Simeone ha dado la buena noticia de que Filipe Luis puede estar a punto para regresar ante Osasuna el próximo partido de Liga. Los que siempre funcionan cuando salen son Raúl García, especialmente si lo hace como segundo delantero, y Toby Alderweireld, el suplente que más garantías le da a Simeone y en una posición fundamental donde no se puede fallar. Gran noticia.

Conversamos contigo en el twitter de SomosAtleti y en el de Jose Vallés.