8 ene. 2014

Un enorme Courtois saca muy vivo al Atleti de Mestalla

Courtois, el mejor del partido. Foto: www.clubatleticodemadrid.com
A pesar del gol de Hélder Postiga en el minuto 92, el Atleti se lleva de Mestalla un buen resultado para el partido de vuelta. El empate a uno final en el descuento se lo mereció el Valencia y tuvo el efecto añadido de recordarnos a todos que este equipo (el Atleti) está formado por humanos y que a veces ante un asedio no hay sistema defensivo que valga por muy bien forjado que esté; ni siquiera teniendo como último recurso a Courtois. Hasta ese momento fatídico, el partido se podía resumir, siendo muy breves, en que el partido lo había ganado Courtois para el Atleti y perdido Guatia para el Valencia. Donde el belga había salvado tres goles con tres paradones, el che había regalado un gol a, como no, Raúl García.

Pero el partido tuvo más claves. El Atleti se presentó con algunas novedades en la alineación. De los habituales suplentes que hoy fueron titulares, Simeone ya debe de tener claro con cuáles puede contar en la final de la Copa de Europa, llegado el caso. Con Adrián no, que como sustituto de Villa en la delantera, acompañando a Diego Costa, tampoco dio una. Guilavogui estuvo efectivo en defensa pero con nula presencia en la creación de juego así que como sustituto de Tiago no aportó lo que se esperaba. Ambos fueron sustituidos en la segunda parte por Arda Turán y Cebolla Rodríguez y el equipo mejoró durante unos minutos, lo suficiente para que llegara el gol de Raúl García, que sin hacer un gran partido, cumplió en su sitio y con su gol. Con quien Simeone sí puede contar desde ya para lo que quiera (incluido sustituir el próximo partido contra el Barça a Juanfran en la banda de Neymar) es con Toby Alderweireld, que hizo un partido espectacular como central en sustitución de Godín.

El Valencia de Pizzi mostró ser un equipo mucho más competitivo y centrado que el que pudimos ver en el Calderón en Liga (3-0). El entrenador argentino del Valencia parece que no sólo se asemeja a Simeone en el horrible peinado sino en el carácter que imprime a sus equipos. La primera parte fue bastante igualada y llena de intensidad. Diego Costa volvió a estar muy controlado por los centrales y nadie le surtió de balones con claridad. Aun así consigue generar el pánico cada vez que le llega un balón. Al final del primer período empezó a coger la medida a los centrales y pudo protagonizar una peligrosa carrera hacia puerta cuyo disparo final salió desviado. Antes de esa jugada, sólo una oportunidad de Raúl García en el minuto 31, la mejor de la primera mitad, pudo alterar el marcador pero Guaita despejó a corner un potente disparo del navarro tras jugada de Adrián.

En la segunda parte fue el Valencia el que empezó más enchufado y Courtois el que se encargó de dejar el marcador a cero. Fueron quince minutos de dominio valencianista hasta que Simeone hizo los cambios. Con la entrada de Arda y Cebolla, el Atleti volvió a llegar a puerta y en una jugada afortunada Guaita despejó un balón a la cabeza de Raúl García, a quién se le ocurre, que sólo tuvo que rematar a puerta vacía. Un argumento más para que Pizzi decida entre los dos guardametas que se disputan el puesto.

A partir de entonces el Atleti reculó y Pizzi sacó a más hombres de ataque. Feghouli y Piatti generaron mucho peligro y obligaron a Courtois a lucirse con su amplio repertorio de paradas imposibles. Es en estas situaciones cuando nos damos cuenta de que además de la gran defensa que tenemos, hay un portero increíble guardando la meta. Aún así, y cuando ya todo el mundo pedía la hora, Hélder Postiga, que no metía un gol desde septiembre, cabeceó a la red un balón mal conectado de Feghouli. Empate a uno que deja abierta la eliminatoria pero con ventaja para el Atleti que defenderá el gol marcado hoy en en el inexpugnable Calderón.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti y en el de José Vallés.