1 nov. 2013

Godín, seguridad en la defensa hasta 2018

Godín, Atlético hasta 2018. Foto: www.clubatleticodemadrid.com
Satisfecho de poder continuar en la que considera su "casa". Así se ha manifestado Diego Godín tras la ampliación de su contrato con el Atlético de Madrid hasta 2018. Tras mucho buscar, el Atleti ha encontrado en el uruguayo una pieza insustituible en la defensa. Una relación  fructífera para ambos que comenzó cuando Godín destacó en el Villarreal.

Los tres años que fue el jefe de la zaga del mejor “submarino amarillo” del momento, así como su destacada participación en el Mundial de Sudáfrica, convencieron al Atlético de que Diego Godín, El Faraón, era el hombre indicado para reforzar la defensa rojiblanca para la temporada 2010-2011.

El Atlético de Madrid acordó con el Villarreal en agosto de 2010 su traspaso por 8,5 millones de euros por la mitad de su pase. Un año después juró la Constitución española y dejó de ocupar plaza de extracomunitario. Diego, que en Villarreal dejó amistades y algunos malentendidos, se vino a Madrid donde encontraría un viejo conocido que le ayudaría a integrarse y a tomar galones en el vestuario: su compatriota y amigo Diego Forlán.



No pudo empezar mejor su paso por el Atleti. En su primer partido oficial conquistó la Supercopa de Europa ante el Inter. Desde entonces, se ha consolidado como el central de referencia del equipo. Hombre férreo en las marcas, es además un baluarte por alto tanto en defensa como en ataque, donde siempre aparece destacado para el remate a gol a balón parado. 

Con la camiseta del Atlético Godín no llegó a estrenarse como goleador en la competición de Liga hasta su segunda temporada. Fue el 30 de enero de 2012 y su gol en El Sadar le dio la victoria a su equipo (0-1).

Los sucesivos entrenadores que han confiado en él han valorado su mando en la defensa y su seguridad, a pesar de que en la memoria de los aficionados también se recuerdan en pasadas temporadas errores puntuales que costaron puntos importantes al equipo. Con Miranda a su lado, con quien forma una pareja perfectamente coordinada, y con las ayudas defensivas que Simeone impone a todo el equipo, esos fallos puntuales parecen haber pasado al olvido.

Los últimos títulos conseguidos por el Atleti y la fama de la seguridad defensiva del equipo han hecho que el jugador uruguayo no pase desapercibido ni en Italia ni en la Premier. Conscientes de su valía, no han faltado ofertas millonarias por él pero el club se decantó primero por dejar marchar al canterano Domínguez y apostar por él, y ahora lo renueva hasta 2018 para que sigar siendo, mientras nadie se lo discuta, el dueño del área rojiblanca.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti y en el de José Vallés.