25 jun. 2013

La opción Negredo y el sueño imposible de Fernando Torres

Eterno 9 del #Atleti: Fernando Torres
Radamel Falcao no sólo era un delantero que metía muchos goles. Tampoco el Kun Agüero o Forlán eran sólo eso. Eran mucho más. Y qué decir de Fernando Torres. Más allá del número de goles que metiera por temporada su aportación al equipo no tenía precio. Estos días a muchos se nos hace la boca agua viendo en la selección cómo recupera su mejor nivel mientras el Atleti busca un heredero para una demarcación en la que no cualquiera puede estar a la altura.


Por eso cuando se hablaba ya a principios de la temporada pasada de la salida de Falcao surgían nombres propios de sustitutos de cierto calado. Cavani, Luis Suárez, Jackson Martínez, Burak Yilmaz... En la mente de todos, la repetición de aquél espectacular, tardío y esperado anuncio hace dos temporadas en los videomarcadores del Vicente Calderón en medio de un partido: "Falcao, nuevo fichaje del Atlético". Fichaje de relumbrón para curar la herida de Agüero tras las habituales críticas veraniegas a la incapacidad y racanería de la dirigencia a la hora de fichar.

Pero sólo han pasado unas semanas desde que terminara la exitosa temporada con los objetivos conseguidos y superados y esas esperanzas se han reducido casi a la nada. Los nombres del principio se han ido rebajando de nivel: Osvaldo (la segunda opción hace dos años por si no se podía con Falcao), Mario Gómez (delantero suplente del Bayer, aunque parece que su intento de fichaje es más un globo sonda para abaratar a Negredo), Villa (suplente en el Barça y en posible declive tras su grave lesión) y... Negredo, sobre todo Negredo. Recordarán los de mejor memoria que se barajó hace dos años el siguiente cambalache. Cuando el Real Madrid y su presidente soñaban con el Kun Agüero en 2011 el equipo blanco aún tenía una opción de compra sobre Álvaro Negredo por 20 millones que caducaba el 15 de julio y que finalmente no ejerció, claro. El negocio era evidente. Llegaron a ofrecer al Atleti a Negredo para abaratar el fichaje de Kun Agüero y de paso "solucionarnos" el problema que se nos planteaba en la delantera. El Atleti, con buen criterio, no quiso lo que ahora se busca y negocia, al parecer, con ahínco. Negredo era entonces la tercera o cuarta opción para la delantera después de Falcao y Osvaldo entre otros.

Algunas cosas han cambiado desde entonces, es verdad. Negredo es mejor delantero ahora y sus números, cercanos a los de Falcao la pasada temporada, lo demuestra y le avalan. Además Simeone parece estar de acuerdo con su incorporación y la palabra de Cholo es, de momento, palabra de Cholo. Su carácter peleón y su aportación en goles y tareas defensivas es algo que seguro ha tenido en cuenta Simeone. Es más barato que otras opciones tanto en fichaje como en salario y eso seguro lo ha tenido encuenta el club. Que está muy cerca del Atleti lo demuestra también el hecho de no haber sido convocado por Del Bosque... Esto último es broma... o no.

Sea como sea, salvo sorpresa Negredo se convertirá en el delantero centro, el 9 del Atleti que tendrá que luchar contra el poco aprecio que le tiene la afición y la certeza, a día de hoy, de que nos han cambiado los goles y la magia de un ser superior, por los goles de un buen delantero. Y contra otra cosa más: el deseo permanente de un regreso, el del añorado Fernando Torres que cada vez que marca con la selección, cada vez que se constata su mejora y, sobre todo, cada vez que se oye hablar de su salida del Chelsea hace hervir la sangre de la hinchada atlética.

Pero se trata de un sueño imposible a corto plazo salvo que alguna de las partes haga un sacrificio pocas veces visto. El Chelsea pagó 58 millones por el de Fuenlabrada y es razonable pensar que quiera recuperar una parte razonable de esa inversión que sea mayor a los 17 millones que el Atleti oferta por Negredo. Por su parte, Fernando Torres cobra 10,8 millones en el Chelsea, mucho más, por ejemplo, que los 5 millones que el Atleti dice no poder pagar a Diego, la única petición expresa que ha hecho Simeone para esta temporada, y casi 3 veces lo que cobraba Falcao el pasado año. Por no hablar de las ganancias de sus contratos comerciales en la Premier que son mucho mayores de las que lograría nunca en la Liga española. Finalmente, el Atleti hizo público hace unos días las condiciones de gasto y control que la LFP impone a los clubes y que el Atleti piensa cumplir a rajatabla, como corresponde, y que dejan muy poco margen económico teniendo en cuenta la deuda que hay con la Hacienda pública.

Visto lo cual, creo que habrá que ver las carreras de Torres, su pundonor y su pasión atlética que tan bién se adaptarían al sistema de Simeone sólo en sueños. Yo desde luego, si no fuera por el dinero, entre Negredo y Torres, no tendría ninguna duda.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti y en el de José Vallés.