3 jul. 2013

Simeone empieza a perder la paciencia

Simeone pide fichajes al #Atleti. Foto: Club Atlético de Madrid
Pasa el tiempo y no llega nadie. El 5 de julio acaban las vacaciones, empiezan los entrenamientos de pretemporada para el equipo rojiblanco y Simeone tiene una escuadra repleta de efectivos, muchos de ellos condenados al descarte, pero devaluada por la ausencia del crack Falcao que marcó diferencias la pasada temporada. A esto se suma la presión de jugar la Champions y el deber de mantener el nivel y competitividad mostrado hasta ahora.

Consciente de ello, pidió a Diego Ribas y cada vez parece más difícil que llegue o al menos se constata que de llegar será a ultimísima hora, alejado de la preparación del resto, con las consecuencias que ello tiene. Reclama, como no podía ser de otra forma, un sustituto de Falcao y se complica incluso el fichaje del 9 menos ilusionante de los últimos tiempos (luego ya veremos si nos tragamos la tristeza). Negredo también tiene novias poderosas como el City y el precio que pide Del Nido (se habla de 25 millones) se antoja más propio de jugadores de más relumbrón, lo que merece echar el freno y pensárselo, ciertamente. Y a otro de los supuestos fichajes cantados, Toulalan, también le ha surgido un pretendiente que, bien lo sabemos, tiene difícil competencia. El Mónaco, francés como el jugador, paga demasiado como para que el maduro malaguista se lo piense dos veces.

A estas alturas parece que sólo está cercana una de las peticiones del Cholo, la contratación de Alejandro "Papu" Gómez por 9 millones de euros procedente del Catania, pero hasta que no sea oficial prudencia obliga a no echar las campanas al vuelo todavía.

Por todo ello Simeone parece haber dado un toque de atención al club. En un programa de la cadena "Fox Sports", mostró cierto descontento con la tardanza en los fichajes: "Al Real Madrid está llegando Isco por 30 millones de euros, al Barcelona llega Neymar después de dos años que no gana la Liga de Campeones y gasta unos 50 millones y nosotros todavía no pudimos traer a ningún jugador. Todavía no ha llegado nadie. La gente está trabajando y está buscando las mejores opciones para seguir siendo competitivos". Y añadió que "la única manera de que podamos mejorar lo que hemos dado es mejorar el plantel que tenemos. Si no lo hacemos, todo lo que hemos hecho hasta ahora será difícil de superar", aseguró, e hizo una mención a Diego Ribas al hablar del equipo de la temporada pasada en la que no se fue nadie salvo él al terminar su cesión. También valoró la posibilidades futbolísticas que ofrece un jugador como "Papu" Gómez, al que ya entrenó en Argentina. Este extracto de la entrevista lo podéis ver aquí.

Este año la interferencia de equipos que podríamos calificar como "nuevos ricos", léase el Mónaco o el City, están teniendo una influencia decisiva en el mercado de fichajes. Su capacidad  no sólo para afrontar fichajes multimillonarios sino para pagar altos salarios a los jugadores está interfiriendo en las posibilidades del Atlético de hacerse con lo mejor del mercado. A pesar de los ingresos por Falcao, las dificultades presupuestarias del equipo a causa de las deudas hacen el resto. El Atleti corre el peligro de quedarse con los restos, con lo que nadie quiere y encima tarde. Comprar los saldos de final de temporada es arriesgado y complica la preparación de la temporada. Urge que se gestionen los fichajes de forma audaz para adelantarse al resto de equipos. El Atleti no tiene mucho dinero que ofrecer a los jugadores, pero sí tiene otras virtudes que hay que saber explotar.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti y en el de José Vallés