15 feb. 2013

Un grave error que obliga a remontar

Simeone tiene que reflexionar
#Atleti Un grave error sólo atribuible a Simeone, como él mismo se ha encargado de aclarar aunque prefiera vestirlo de "riesgo" que había que correr. En absoluto. Mandar a Asenjo en el minuto 94 a intentar rematar el enésimo estéril corner del partido era jugar a la ruleta rusa como algunos en la grada, sin dejarnos llevar por la pasión del momento, gritamos impotentes con gestos de desaprobación cuando Asenjo buscaba en su carrera hacia el área contraria redimirse de sus pecados por orden del míster. Un error impropio de él porque precisamente durante buena parte del segundo tiempo Simeone estuvo ordenando a sus jugadores, y con razón, que todos los saques de esquina que provocara el Atleti (y fueron muchos) se sacaran en corto. ¿Por qué? Precisamente para evitar que del rechazo de un lanzamiento de corner el Rubin pudiera salir al contraataque y acabara haciendo un segundo gol. Justo lo que ocurrió en el 94 pero encima sin portero. Confiar en que el árbitro pitara el final en medio de la jugada es desconocer nuestra historia.

Pero posiblemente la eliminatoria ya se la hubieran cargado antes entre todos un poco. El propio Simeone vuelve a insistir con las rotaciones que tan mal resultado están dando últimamente, aunque es evidente que el mal juego y el bajón del equipo no sólo se debe a eso. Nadie como el equipo técnico sabe el estado de cada jugador pero no puedo evitar preguntarme si Miranda, uno de los jugadores más en forma de este equipo, realmente necesita estos descansos. Que Gabi, otro de los motores del equipo, lo necesite lo podría entender más viendo los kilómetros que hace cada partido, pero aún así no tengo la impresión de que esté tan cansado que no pueda jugar ni un minuto de este hasta ayer trascendental partido. No olvidemos que los jugadores se rotan ellos solos también. Diego Costa, el otro imprescindible, se ha rotado así mismo cuatro partidos europeos por sanción.

La consecuencia de las rotaciones forzadas o decididas por el técnico es tener que ver en el campo el mal momento de forma que atraviesan jugadores como Adrián o Mario Suárez (increíble bajón),  el estado ni sí ni no de Juanfran, la inseguridad que provocan Cata Díaz o Asenjo, el agujero en el centro del campo que deja la ausencia de Gabi, o la poca presencia de Cebolla, Raúl, etc. Muchas dudas, mucho bajón físico en comparación con la intensidad, la chispa y el buen juego de la primera parte de la temporada. Algo pasa y ya no es sólo fuera de casa. Urge una reflexión. No nos podemos quedar mirando lo bien que lo hemos hecho hasta ahora ni refugiarnos en que tenemos una plantilla corta o de poca calidad. Corta, tal vez, pero administrada con cautela desde el principio de la temporada, y no olvidemos que estos jugadores han hecho un fútbol nunca visto en estos lares en los últimos años. Que se lo digan al Chelsea, entre otros. De nada sirve hundirnos ahora mientras recordamos esos partidos. El Cholo tiene crédito para levantar este equipo como hizo en su día. Que lo haga.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti y en el José Vallés