24 ene. 2013

La muralla atlética

#Atleti Da igual que juegue o no Falcao. Si se trata de desactivar al rival y de evitar que huela la portería de Curtois, no hay ningún equipo como el Atleti. El partido frente al Betis ha salido tal y como se esperaba. Los de Simeone han tendido una malla defensiva a partir de la ventaja del partido de ida (2-0) y se han dedicado a esperar una oportunidad al contraataque. Y para esa misión Falcao no era imprescindible.
La primera parte del plan, evitar los problemas cerca de nuestra portería se ha cumplido a la perfección, que para eso Simeone no ha reservado a nadie de los habituales de medio campo hacia atrás. Pero en el primer tiempo es cierto que hemos fallado en la segunda parte del plan, en la creación. Ni Arda, ni Mario, ni Koke han sido capaces de conectar con Diego Costa o Adrián. Pero entre las virtudes de Costa está la de ser muy pesado e ir a por todos los balones, hasta los que parecen imposibles. Así ha provocado el monumental error del defensa y el portero que ha propiciado su gol al filo del descanso.
A partir de ahí se ha acabado el partido. El Betis, necesitado de cuatro goles para clasificarse, se ha rendido rápidamente. Y nada más que contar relevante salvo que Manquillo sigue dejando muy buenas sensaciones y que Adrián dispara a puerta o muy, muy bien o muy, muy mal, según le toque el día.
Para terminar, un penalti de Godín de esos que a veces se pitan y a veces no, que una vez transformado por Jorge Molina (si lo para Curtois se lía parda en Internet) ha dejado una sensación amarga. Ya no nos gusta ni empatar a las chapas en las partidas amistosas.
La próxima estación un siempre sugerente Sevilla...

Conversamos en el twitter de SomosAtleti y en el de José Vallés