4 mar. 2012

Competir sin los mejores

#Atleti Otra semana más, otro empate, otra vez que quedamos contentos con la actitud del equipo, con la intensidad, con el orden defensivo, y otra semana más que encontramos una excusa para seguir creyendo que estamos en el buen camino a pesar de que llevamos tres o cuatro semanas diciendo que no podemos dejar pasar más tiempo sin llevarnos los tres puntos.

Faltaban los mejores, los que marcan la diferencia, los que a principios de año vinieron para llenar los huecos de calidad que nos dejaron vacíos, a saber: Falcao, Diego y Arda Turán. Sumen otra baja, Reyes, que encima estaba en el equipo contrario. Sin ellos la magia y el gol se reduce y además el juego de sus compañeros tampoco luce igual. Aún así cabe destacar que esté quien esté en el campo el Atleti sabe a lo que juega, mantiene el orden, la presión y el carácter de equipo, y eso los aficionados lo agradecemos infinitamente.

Se ha empatado contra el Sevilla, un buen equipo, y en su casa, lo que a priori no es un mal resultado teniendo en consideración las bajas. Una punta de ataque con Salvio (que ha hecho una buena primera parte) y Adrián escoltados por Koke es el reflejo de una plantilla corta y mal diseñada, pero de esto ya hemos hablado muchas veces. Simeone cuenta con lo que cuenta y está sacando bastante provecho.

El resultado ha sido justo. Pensemos entonces que si hubiéramos dispuesto de los mejores jugadores hubiéramos podido doblegar fácilmente a un rival directo como el Sevilla. Me queda una duda, ¿Cuándo vamos a tener toda la plantilla disponible si cada partido nos llevamos al menos cinco tarjetas amarillas?

El punto no vale de mucho pero tal como está la Liga permite seguir soñando con los puestos de Champions. Otra vez tenemos que recurrir al "a partir de ahora ya hay que empezar a ganar", y esta vez es de verdad. Los partidos de casa tienen que ser sagrados, tres puntos asegurados. Que nos respeten las lesiones, que bastante vamos a tener con las tarjetas.

Te escuchamos en el twitter de Somos Atleti y en el twitter de Jose Vallés