16 feb. 2012

El poder de invocar a San Benito

#Atleti En Roma andan buscando unos guiñoles para explicar el fenómeno que han visto en el Olímpico. Los más beatos justificarán el baño en la bendición papal con la que el miércoles cargaron sus pilas los jugadores católicos del equipo. Los conspiranoicos querrán ver en esa bendición una cierta traición de la curia romana a la ciudad imperial justificada en la reciente subida de impuestos a la iglesia italiana aprobada por el gobierno de Mario Monti. Los atléticos, en general, se lo atribuimos al cambio de mentalidad que ha impuesto Cholo Simeone. Pero no descarten que la espectacular exhibición de orden defensivo y de poder atacante mostrada ante el Lazio; el control total del juego durante 80 de los 90 minutos del partido y la ambición mostrada hasta el último momento por la victoria sean producto también de una ¿involuntaria? invocación del presidente Enrique Cerezo. Me explico.

Mucho se ha hablado del supuesto desliz de Cerezo en una entrevista tras su visita al Vaticano al referirse al Papa Benedicto XVI como "Benito" XVI. Mucha burla ha habido al respecto y han corrido ríos de tinta de periódicos y periodistas ignorantes de que Benedicto y Benito son nombres equivalentes (como Santiago y Jaime), ambos de uso correcto en castellano al ser etimológicamente procedentes del latín Benedictus. Se puede decir que la Iglesia española ha optado por el uso de Benedicto como una denominación más culta o propia de la curia (caso que no se da en francés donde el Papa es Benoit XVI, en portugués Bento XVI o en catalán Benet XVI), sin que eso quiera decir que el uso de Benito no sea igual de válido, pues otras veces ha optado por lo contrario y nos encontramos con varios santos como San Benito de Aniano o San Benito de Nursia. Otra cuestión es que Cerezo sepa todo esto o no, pero se merece el derecho a la duda; más al menos que aquellos que burlándose han alardeado de ignorancia.

El caso es que tanto ruido mediático en torno a ese "Benito" lo mismo ha llegado a oídos del mismo San Benito de Nursia (480-547) y nos ha echado una mano en el Olímpico porque por mucho que yo miro como juega este equipo no me acabo de creer lo que veo. San Benito, hijo de un romano, se fue de la ciudad decepcionado por el desorden moral de sus habitantes y deseando una vida más espiritual. Poco aprecio les tiene, pues.Viajó por Italia y fundó un monasterio desde el que se extendió la orden Benedictina por todo el continente. Siglos más tarde se le consideró el patrón de Europa. Visto así puede que Cerezo haya invocado al tipo adecuado... Este año la Europa League tiene un competidor nato en el Atlético de Madrid.

Te escuchamos en el twitter de Somos Atleti y en el de José A. Vallés.