23 oct. 2011

Otra vez la misma crónica


#Atleti A veces tengo la tentación de rebuscar en el archivo de los artículos escritos hace meses (incluso años), y volver a publicarlos en este blog. Si cambiamos el nombre de los jugadores, la crónica servirá otra vez. Asistir a los partidos del Atleti es tener la permanente sensación de ver siempre lo mismo; o de ver algo un poco distinto, pero con el mismo resultado: seguimos siendo muy poca cosa. Cambiamos jugadores y entrenadores, pero se repite el día de la marmota.

Esta temporada la empezábamos con alguna esperanza, cuando parecía que el equipo tenía ganas de jugar al toque, y con calidad. El sábado lo decía Manzano: "hay que jugar bien para ganar". Pero, aún no lo ha conseguido. No jugamos suficientemente bien, y tampoco ganamos. Ni siquiera marcamos, salvo de penalti.

Estamos mejor en defensa, pero peor en ataque. Nunca nos equilibramos. Diego lucha todo el partido, y Arda aporta clase. Falcao pelea contra el mundo. Hoy, además, estaba acompañado por Adrián, lo que le desahoga bastante (quizá haya que insistir unos cuantos partidos más con esta fórmula).

En general, el equipo se esfuerza. No se puede decir que no tenga intensidad y voluntad. Pero no hemos encontrado la tecla que evite lo de siempre: se nos nubla la vista y nos quedamos a medio camino.

Vigilemos esto, porque a base de empates no podemos llegar muy lejos en la Liga.

Te escuchamos en el twitter de Somos Atleti y en el de Vicente Vallés