10 ene. 2011

Reprímase la ira

#Atleti Nuestra desgracia como atléticos es no poder mandar a la mierda al equipo del que creemos formar parte inherente. No renunciamos pese a días como hoy porque somos, la afición, una de las cuatro patas del equipo, la única que nunca falla. Así que toca reprimir la ira que le invade a uno recién terminado el partido, y toca también apelar al esquivo milagro que nos haga salvar la temporada de chiripa por segundo año consecutivo.
Las otras patas son los jugadores, el entrenador y la directiva, que además de pata es respaldo y está roto. Hoy nos han metido cuatro goles en 45 minutos unos jugadores que no cobran. Creo que es un dato importante teniendo en cuenta que los nuestros sí que cobran o al menos de eso presume el presidente Cerezo. Y se pueden entender cosas como que haya habido mala suerte al encajar los goles, que en el primer gol el balón sea rechazado por un defensa y despiste a De Gea, que los otros tres goles sean tan espectaculares e imparables que tarden en ser olvidados en el Rico Pérez. También ocurre a veces que el balón no entra y no entra. Pero no se puede entender que unos jugadores que no cobran tengan más intensidad y concentración en el campo que unos jugadores que sí cobran y mucho.
Quique no da con la tecla y encima al piano le quitan algunas de sus mejores piezas. No creo que sea mal entrenador ni es justo que unas jornadas lo elevemos a los altares y unas cuantas después vuelva a ser un vikingo que usurpa el banquillo. Pero cuando un entrenador no encuentra el camino y pierde el respeto de los jugadores solo tiene un camino. Desgraciadamente es así. No creo que haya llegado aún ese momento, pero se acerca peligrosamente.
La otra pata es, sin duda, la peor de todas y la que menos remedio tiene. Con Forlán lesionado, dimitido o lo que sea, el gol ya solo aparece cuando lo trae el Kun. Antes lo traían también Simao o Jurado. Reyes tiene muchas virtudes pero el gol no es una de ellas (el de hoy es el primero de la temporada). Busquen la desoladora estadística del que está llamado a ser el otro extremo del equipo, Juanfran. La directiva planifica mal y lejos de arreglarlo lo empeora.
El derbi del jueves está demasiado cerca como para mandarlo todo al carajo. Como ya dije en el anterior post, dejar al Real Madrid en el camino puede levantar al equipo no solo en Copa sino también en Liga. Me quedo con la reacción del equipo en la segunda parte aunque no hiciera gol hasta demasiado tarde. Olvidémonos de lo de hoy pero vayamos haciéndonos a la idea de que Gil y Cerezo han conseguido dilapidar lo conseguido el año pasado. Eso sí, por favor, que nadie salga con la milonga de que este equipo es así y así somos más nosotros. Las cosas se pueden hacer mejor. Todos lo pueden hacer mejor y así hay que exigirlo.
Te escuchamos en el twitter de SomosAtleti
Y si quieres también puedes seguir el twitter de José A. Vallés