25 nov. 2010

Las tarjetas de Mourinho: fair play en estado puro

#Atleti Sé de un boludo en los despachos de Concha Espina que no sabe dónde esconderse viendo el circo que monta cada día su Yose Mourinho en el banquillo. Como fiel leguleyo del Rey Midas, del Ser Superior, no le queda otro remedio que salir al paso con su mejor diplomacia. Sufre. Por algo no lo quería en el banquillo, por algo nunca se han llevado bien. Por eso cuando le preguntan por él responde así: “Mourinho debe seguir siendo Mourinho”. Bonita manera de no decir nada. Para ser argentino Valdano domina a la perfección el arte del toreo.

No pasa nada. El Ser Superior, como todo gran empresario del ladrillazo, solo busca objetivos, no repara en los medios ni en lo que se deja en el camino. No se lo deja él, se lo deja el Real Madrid que busca y no encuentra el señorío perdido y acumula odios por todos los campos de España donde antes era admirado.

Escuece en la Casa Blanca que el Barça sea la referencia mundial del buen juego y del fair play. Escuece también que los títulos visiten más el Calderón que el Bernabéu. Así que si hay que poner millones a mansalva se ponen, si para fichar hay que forzar a los jugadores y enfrentarlos a sus actuales equipos, se hace, y si hay que tragar con el estilo chusco, marrullero y prepotente de Mourinho, pues se traga y si es necesario hasta se disfruta.

Realmente no hay nada nuevo, pero el observador curioso que disfruta en la distancia del patetismo ajeno no para de sorprenderse con los argumentos, los silencios y las contradicciones del corifeo mediático blanco. Lo de las tarjetas de Sergio Ramos y Xabi Alonso en el partido contra el Ajax ya es de traca. El espectáculo ofrecido por Mourinho al criticar al árbitro por obedecer sus órdenes, el de Iker Casillas cambiando su versión de los hechos dos y tres veces, y el de Sergio Ramos haciéndose el ofendido, no es nada comparado con el espectáculo de los que los justifican en las ondas y en las portadas goyescas.

Forzar una amarilla no tiene nada de malo porque todos los equipos hacen lo mismo, dicen, pero obvian que Alonso y Ramos no forzaron una amarilla, ¡forzaron tarjeta roja y no una, sino dos! ¿Alguien recuerda un partido en el que dos jugadores fuercen por interés sus propias expulsiones? No se conocen precedentes. ¿Tantos millones gastados en galácticos y no pueden arriesgar prescindir ni un día de uno o dos de ellos? No hay nada de malo, continúan, no pegaron patadas para ganárselas. ¡Faltaría más, pero qué clase de argumento es ese!

Eso sí, no hay que mirar mucho tiempo atrás para encontrarnos una situación muy parecida donde no importaban las patadas. En marzo pasado bajo indicación de sus entrenadores dos jugadores del Real Madrid salieron al partido contra el Atlético de Madrid con la misión de recibir una tarjeta amarilla para forzar la suspensión y llegar limpios al derby contra el Barcelona. Curiosamente esos dos jugadores eran Xabi Alonso y Sergio Ramos. Alonso provocó un absurdo penalti tocando el balón con la mano pero el árbitro no se la sacó. Viendo que como jugador del Madrid necesitaba hacer algo más señalado todavía, apenas unas jugadas después propinó un notable puntapié a un jugador del Atleti que merecía la roja directa. Obtuvo su premio: la amarilla que buscaba. Sergio Ramos aplicó el mismo método que en Amsterdam: demoró escandalosamente el saque de una falta. En fin, que nadie criticó aquél día la acción de Alonso.

Con estas a uno solo le cabe decir que si en el Real Madrid caben, se justifican y hasta se aplauden los comportamientos y actitudes de este tipo, lo único que se merecen es que el lunes les caigan ocho. No caerá esa breva, pero si cayera una parecida será curioso escuchar cómo se las arreglan en las tertulias madridistas.

Sigue a José A. Vallés en Twitter y sigue el twitter de Somos Atleti.

10 comentarios:

  1. genial!!!!!cuanto más crecidos estén, mejor, mayor será la caída

    aupa atleti

    ResponderEliminar
  2. Que lamentable imagen están dando...el problema es que la mayoría de madridistas (que conozco) le dan la razón, vamos ceden en la idea que es un "impresentable", pero es "su impresentable"...
    LO que más me irrita es el circo que hizo después durante y después del partido para hacernos creer que no estaba de acuerdo con las tarjetas, como diría Preciado "éste quien se cree que és??". O en la rueda de prensa, alabando a los suplentes cuando hace media hora a hecho que se autoexpulsaran dos jugadores titulares para tenerlos en los partidos importantes.
    Creo que solo una directiva y afición desesperada (perder con el FCB hoy, es como perder con Rafa Nadal, encima que es el mejor, es humilde) puede aguantar a un personaje de este calibre. No discuto sus metodos de entrenamiento (que me consta son buenos) pero estas tonterías desprestigian a un club hasta ahora señor.

    PD: Ahora tiene que salir Martin Jol criticando a Mourinho porque su RM va a tirar el partido ante el Auxerre (con el que se juegan la Europa League)
    Muy de acuerdo, un 8-0 no...pero un 3-0 lo veo mas que suficiente.

    ResponderEliminar
  3. ¡Con su pan se lo coman!

    ResponderEliminar
  4. Siempre estoy de acuerdo con este blog. Pero hoy menos. Sinceramente, no me parece mal provocar tarjetas por medios no violentos. Yo también lo hubiera hecho en mi equipo.
    Eso sí, estoy de acuerdo contigo en que el Madri$ se merece que le caigan 8 el lunes (y si pueden ser 9, mejor todavía) por prepotentes.
    Aúpa Atleti siempre.

    ResponderEliminar
  5. Yo no discuto el hecho generalizado en todos los equipos de provocar una amarilla por medios no violentos. Bueno sí lo discuto o al menos debería abrirse una discusión sobre eso (En la Premier han sancionado a equipos por hacerlo, por ejemplo)Lo que me parece pasarse de la raya es provocar no una sino hasta dos expulsiones, dos tarjetas rojas. El Madrid se ha quedado unos minutos con ¡¡¡9 jugadores!!! ¿Donde está el límite? ¿Cómo hacer una justificación coherente de un hecho sin precedentes como éste?

    ResponderEliminar
  6. Aparte de todo eso, me parece una falta de respeto con un rival (y afición), que esta perdiendo 0-4 en su campo. Me gustaría saber como verían todos los medios afines tragarían que el Barça en aquel 0-3 de Ronaldinho, se pusiera a auto-expulsarse 3 o 4 jugadoes...en Inglaterra, cosas asi ni se plantean, pero claro, jueguen mejor o peor, son honrados.

    ResponderEliminar
  7. Yo no soy del Madrid y no soy anti -nada que conste el futbol es un deporte y tienen que hacerlo limpio sus protagonistas,jugadores,arbitros,entrenadores ,directivos y todos los que de el viven.A mi como aficionado no me valen este tipo de tretas quiero sentirme orgulloso del deporte que mas me gusta

    ResponderEliminar
  8. A mi sinceramente tampoco me parece mal que fuercen las tarjetas incluso con la expulsiòn..ellos veran..lo quue es un circo es lo que paso despues...las declaraciones de unos y otros...jeje

    ResponderEliminar
  9. Qué razón tienes. En tantas cosas. En lo del ser supremo que se pasa por el arco el señorío del Madrid etc etc... sólo quiere ganar y no hace prisioneros. Y espero que la UEFA los sanciones por pasarse de listos. Yo lo que creo es que ni Alonso ni Ramos deben tener sustitutos decentes... mala suerte. Les dejamos a Valera y a Camacho, que los pobres están frescos :)

    ResponderEliminar
  10. "Os dieron a elegir entre el deshonor o la guerra, elegisteis el deshonor pero tendreis la guerra."

    W. Churchill.
    En estos tiempos él tambien seria del trampas

    ResponderEliminar

Participa con tus comentarios y sé respetuoso con los demás. Gracias.