26 ago. 2010

Ser o no ser, esta es la cuestión

No somos favoritos. Por no ser, a veces ni somos, por lo menos si vemos la información del Atleti en algunas cadenas de televisión. Pero estamos ahí, disputando la Supercopa de Europa, así que conviene ser prácticos y razonables.


Ser o no favorito no determina en nada el resultado, y menos con el Atlético de Madrid de por medio, pero en general los aficionados respiramos más tranquilos si salimos como teóricos perdedores. Mayor será la alegría si ganamos.
Por otro lado, la Supercopa es el final de la campaña pasada o el comienzo de la que viene, según convenga. Ganar mañana es la mejor manera de empezar la temporada. Perder con el Inter de Milán no sería una tragedia. Se trata entonces simplemente del cierrre de la exitosa pasada campaña.
Con el objetivo prioritario de entrar en Champions League, este año necesitamos ser regulares y empezar bien unos partidos muy difíciles, así que, pase lo que pase mañana, la grada y el club en general deberían evitar la histeria del comienzo de la temporada pasada cuando desde el principio se nos bajaron los humos que habíamos acumulado en una pretemporada llena de victorias.
Así que disfrutemos de estar en lo más alto. Es nuestra tercera final en un año y si la ganamos, todos a celebrarlo a lo grande y a ser la envidia de los vecinos. Puesto que la fuente de Neptuno no pide derechos de imagen esta vez es posible que hasta Telemadrid nos haga un reportaje.