7 mar. 2010

Lo mucho que nos falta

Es un mal que sufrimos desde el principio de la temporada, y aún no se ha resuelto. Salimos al campo mostrando una frialdad siberiana, como si el calentamiento hubiera que hacerlo después, y no antes de que el árbitro pite el inicio del partido. Se nos hace de noche antes de que caiga el sol, y durante los seis primeros minutos del partido nos atacan, y nos atacan, y nos atacan, y terminan por hacernos gol. Y por entonces, aún no hemos llegado ni a las afueras del portero contrario. ¿Por qué tanta pasividad? Luego cuesta mucho levantar los partidos.

Si revisamos el gráfico de posiciones ocupadas por el Atleti en la tabla, lo mejor que hemos estado es en el décimo puesto. Respondemos contra los grandes (salvo el ridículo clásico que hacemos siempre frente al Madrid). Pero nos nublamos contra los demás. Reyes tiene ideas. Pero las suyas son las únicas del equipo... hasta que se deja expulsar. Forlán aporta goles últimamente. Pero el año pasado producía mucho más que goles. El "mucho más" aún no ha llegado. Quique le ha cambiado. Con razón, aunque con el uruguayo nunca sabes cuándo la enchufará. Aguero tiene días brillantes. Pero en otros, se le oscurece el fútbol, y vemos a un futbolista corriente. Y Kun no debe comportarse como un futbolista corriente. Simao está lejos de sus mejores obras. Y lo demás es lo que ya conocemos de sobra. El Atleti funciona cuando le funciona la intensidad. Y hoy no ha funcionado lo suficiente.

Quique ha logrado muchas cosas en sus pocos meses como entrenador. Pero nos faltan tantas otras... Sobre todo nos faltan puntos para vivir un poco más tranquilos. Menos mal que en el último momento apareció el chaval de Senegal. Un punto es un punto, gracias a Ibra. Pero tenemos que ir un poco más allá.

Vicente Vallés