7 mar. 2010

Toca levantarse

Cambiamos el chip y nos colocamos el de la Europa League con la incógnita de qué equipo veremos este jueves contra el Sporting. Todos sentimos que veremos la versión buena, ese Atleti eléctrico que tantas veces se apaga en Liga. Lo vivimos otra vez el domingo. Los jugadores parecen tener una equivocada idea en la cabeza: la de que equipos como el Zaragoza no son nuestros rivales, que ellos están hechos para empresas de más altura. Este domingo ha sido el Zaragoza de Arizmendi, Gabi y Roberto, tres atléticos descartados, pero lo hemos visto contra otros. Ante ellos no muestran ni la intensidad ni la concentración que ofrecieron contra el Valencia o el Barcelona. La estadística casi inexistentes de tiros a puerta lo demuestra. Solo cuando se quedaron con diez reaccionó el equipo. Fue casi lo único positivo del partido.
A motivar a los jugadores para estos encuentros no ayuda el hecho de ser una plantilla corta en una temporada tan agotadora. La cabeza de todos parecía estar en el partido contra el Sporting de Lisboa pero mientras tanto coqueteamos peligrosamente con la zona de peligro y hay síntomas alarmantes. La desaparición de Forlán y Agüero contra el Zaragoza ha sido clamorosa. Esperemos que no sea por puro agotamiento físico.
La expulsión de Reyes fue merecida pero volvemos a lo de siempre. ¿Cuántas patadas hay que dar a un jugador para sacarle de sus casillas? Los jugadores lo saben y los árbitros lo consienten. Así es fácil cortar las alas al jugador más desequilibrante del equipo contrario. Si Cristiano recibiera tantas patadas sería un clamor nacional pero ya no viste de blanco. Sin Reyes el próximo partido, puede que sea la oportunidad de ver desde el inicio a Salvio, que sigue dejando buenos detalles cuando sale al campo.
Ibrahima lleva dos goles de esos que valen puntos y levantan la moral. El de hoy ha sido espectacular. Gracias a ese gol afrontamos el partido del jueves con otra cara. Toca levantarnos contra el Sporting.