27 feb. 2016

Otra lección del Cholo al Madrid... de Zidane

Griezmann volvió al gol. Foto: Ángel Gutiérrez/clubatleticodemadrid.com

No nos engañemos, ni fue un partido fácil ni el Atleti se dio muchas alegrías en el juego. Para sacar adelante el partido el equipo del Cholo sacó a relucir sus virtudes más espartanas: solidaridad, intensidad, concentración, ayudas en defensa.... Defensa, sobre todo defensa porque ya sabemos que el ataque del Atleti está disminuido este año y la chispa de los últimos partidos, Yanick Carrasco, está lesionado. Con esos presupuestos se enfrentaban el equipo más goleador y el menos goleado, y la batalla táctica entre la gran esperanza blanca, Zidane, (cada vez menos esperanza, la verdad) y la gran realidad rojiblanca, Simeone (cada vez más enorme su figura), se decantó otra vez más por el argentino. Ya da igual quien esté en el banquillo madridista. Desde que está él en el colchonero los derbis son otra cosa mucho más agradable. Según Mister Chip, ningún equipo de la Liga había ganado tres veces consecutivas al Real Madrid en su campo. En toda la historia. Otro record para el Cholo.


El Real Madrid salió decidido a cambiar esa historia. Dominó el balón, el campo, los minutos. Todo menos la portería de Oblak. Bien plantado, el Atleti dominó su espacio, sus bandas y el juego interior de los delanteros madridistas. Bien en defensa, los primeros 35 minutos fueron algo calamitosos en ataque. Con pocos efectivos para salir hacia campo contrario, con cada jugador concentrado en no perder su posición para no permitir una contra del Real Madrid, las recuperaciones rojiblancas morían, con suerte, en el segundo pase. Y de nuevo a aguantar. Sólo alguna penetración aislada por banda de Juanfran o Felipe Luis dio por resultado algún corner botado peligrosamente por Koke. Pero la mejor ocasión la tuvo Griezmann en una espectacular combinación de varios jugadores rojiblancos, la única jugada fluida en ataque, que culminó el francés y despejó Keylor Navas con la punta de los dedos. Fueron los mejores minutos del Atleti.

En la segunda parte el partido se abrió un poco. El Madrid gozó de alguna oportunidad ante Oblak pero sólo tiró a puerta Cristiano Ronaldo, flojo en un remate de cabeza. Fue otro contraataque magistralmente llevado por Griezmann y Filipe Luis el que acabó en gol del francés. La táctica del Cholo daba resultado y el Atleti hacía daño ahí donde el Madrid sólo podía exhibir estéril posesión.

Saúl tuvo en sus botas el segundo gol en un mano a mano, algo forzado, con Navas. Fueron pasando los minutos y el Real Madrid se fue volcando sobre la portería de Oblak, pero sin mordiente, El Atleti se sostuvo perfectamente gracias al despliegue físico de todo el equipo y el buen posicionamiento de Augusto, enorme en una labor oscura, hasta que se volvió a lesionar (parecía solo un calambre). Así se llegó al final del partido sin más sufrimiento que lo corto del marcador y las patadas habituales de los madridistas cuando ven que van a perder.

El Atleti dominó tácticamente el partido, aprovechó su oportunidad con un Griezmann que despertó de su letargo en el momento justo. Después aguantó físicamente el tirón mejor que el Real Madrid pese haber jugado un partido entre semana. Ahora queda esperar a ver qué hace el Barcelona para no perder de vista cualquier posible opción en Liga pero de momento queda claro que el Atleti sigue mandando en la capital.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti