24 ene. 2016

Sobró solidez pero faltó ingenio

Un empate en casa, antes de ir a Barcelona
Ha faltado un extra de ingenio, porque no se puede decir que el #Atleti no haya luchado por la victoria, ni que no la haya merecido. El Sevilla, muy al estilo Emeri de siempre, ha sabido aplicarse: vino a empatar a cero y lo ha conseguido. Acumulación de hombres en defensa y medio campo. Mucha estatura. Y la sabiduría canchera de hacer que pase el tiempo sin que la pelota esté en juego. Y eso de que la pelota no esté en juego cuando te conviene también es parte del propio juego.

Y sí, ha faltado un extra de ingenio. Cuando un equipo se cierra desde el principio es necesario poner imaginación. Quizá por eso se ha echado de menos a Carrasco en la primera parte. Simeone no quería entregar el centro del campo desde el principio, ante la evidencia de que el Sevilla trataría de apropiarse de esa zona para dormir el partido. De ahí que El Cholo haya optado de salida por un medio campo de cuatro mediocentros: Koke, Augusto, Saúl y Gabi. Había solidez, pero faltaba chispa. Y hoy hacían falta la solidez (seguimos sin encajar goles) y la chispa (necesitamos marcarlos).


Y la próxima jornada al Camp Nou


La salida de Carrasco en la segunda parte ha dotado al equipo de velocidad y desborde. Cuando el belga enlazaba con Vietto, Grizmann o Filipe aparecían las ocasiones. Pero llegó la expulsión de Vitolo y, lejos de beneficiarnos, casi ha sido un perjuicio, porque si el Sevilla no tuvo intención de atacar con once, cuando se ha quedado con diez los ha metido a todos atrás. El área sevillista estaba superpoblada.

El punto se queda en poco en esta batalla que mantenemos en lo más alto de la tabla, especialmente cuando la próxima jornada estaremos en el Camp Nou. Pero, quién sabe, quizá el Barcelona deba preocuparse también...


Síguenos en Twitter: @somosatleti