8 nov. 2015

Mal juego e importante victoria

Simeone apuesta por su estilo de siempre, a pesar de todo
El problema se repite ya demasiadas veces. No es, por tanto, una situación coyuntural. Esta temporada, el #Atleti ha jugado mal muchos partidos, y ha jugado bien muy pocos. La buena noticia es que, a pesar de eso, sumamos suficientes puntos como para seguir rondando los puestos nobles de la Liga, y con un poco más de lo que ya hemos hecho seremos equipo de octavos en la Champions. Pero ya ha pasado suficiente tiempo desde el inicio de estos campeonatos como para que se saquen algunas conclusiones.

Simeone, a la vista de sus últimas declaraciones, ha llegado a la conclusión de que el Atleti debe jugar con el estilo que en los últimos años le ha hecho ser campeón de la Europa League, de la Copa, de la Liga y finalista de la Champions. En verano parecía dispuesto a dar un paso adelante para buscar un juego algo más exquisito, probando con Koke en el medio centro, y con Óliver como titular. No ha sido así, pero nada se podría decir que le quite la razón a nuestro entrenador por insistir en su método favorito. Salvo, quizá, un detalle: cualquier sistema es bueno si nos da éxitos, y es malo si no nos los da. Todavía estamos a tiempo. Hemos llegado hasta este punto de la temporada a trompicones, pero nada está perdido.


Un toque de atención


Sin embargo, se podría perder algo por el camino. Ante el Sporting, la hinchada, siempre incondicional de Simeone, le ha dado un toque de atención: la grada no ha entendido el cambio de Carrasco. El belga estaba cansado, es cierto. Había corrido mucho. Pero hasta cojo hubiera sido el mejor del equipo, el único que creaba peligro de verdad. No ha gustado esa sustitución. Por suerte, un milagro al final del partido nos ha permitido sacar los tres puntos, y darnos un nuevo margen para mejorar, después del parón por los partidos de las selecciones nacionales. Mal juego, pero victoria muy importante.

Aprovechemos para reflexionar. De momento, con muy poco seguimos ahí. Simeone sabrá encontrar el camino. Siempre lo encuentra.

Síguenos en Twitter: @somosatleti