1 mar. 2015

Un Atleti bajo mínimos saca un punto de Sevilla

El Atleti no carbura, el temido bajón de esta fase de la temporada se ha instalado de forma seria y ahora el debate es saber si sacar un punto ante el Sevilla es un buen resultado o no. Es decir, si compramos el discurso que Simeone hacía en rueda de prensa hace muchas jornadas, cuando todos mirábamos hacia arriba y sólo hacia arriba, y él insistía en mirar a los que nos perseguían. Pues con este resultado, con este empate a cero obtenido a duras penas y con sufrimiento, se mantiene a uno de los perseguidores, el Sevilla, a raya (8 puntos de sistancia), pero la tercera posición ya corre serio peligro ante un Valencia que se pone a un punto y nos visita la próxima semana. La Champions, el gran objetivo de la temporada, no corre peligro, pero lo de defender el título liguero y ser la alternativa a los dos grandes ha pasado a ser un sueño pasajero. El Cholo insiste ahora en su mensaje.

 













Y luego está saber si remontaremos algo el juego. Entre lesiones, rotaciones y decisiones técnicas, ante el Sevilla Simeone puso sobre el terreno un equipo llamado a plantear poco juego. Tampoco era lo que se esperaban todos los comentaristas radiofónicos al conocer la alineación. La ausencia de Mandzucik y la apuesta por Raúl García en el once no iba a significar en ningún caso un equipo con un sólo delantero, lo que pasa es los comentaristas deportivos sólo se dedican a estudiar las estrategias de Acelotti. Arda se colocó de segundo punta buscando las combinaciones rápidas en el contraataque hacia Griezmann. Otra cosa es que eso nunca ocurriera. En cualquier caso, una apuesta sorprendente la de dejar al croata en el banquillo salvo que hubiera razones que no conocemos.

La primera parte fue un monólogo de Sevilla, el único equipo que atacó y fue dueño del balón. Incluso dispuso de una oportunidad que se fue al palo. Como sucediera ante el Celta o el Bayer Leverkusen, el Atlético fue superado en intensidad por su rival. Resulta preocupante el estado de jugadores como Gabi o Tiago. El portugués, tras un inicio de temporada espectacular resulta instrascendente en el juego y Gabi falla constantemente sus pases. Mario no acaba de resultar la solución. Con Koke en el banquillo Arda Turán no ha vuelto a ser el mismo. Desde que se recuperó de su lesión no hemos vuelto a ver su magia.

Al llegar al descanso la mejor noticia era el resultado. Al menos el Atleti se sigue sosteniendo en su defensa, en Godín fundamentalmente, y en un buen Gámez, la mejor incorporación de esta parte de la temporada. Seguimos confiando en los discursos del entrenador en la caseta pero ni siquiera eso funciona ahora. Como tampoco funcionan ya las jugadas de estrategia ni los balones aéreos. Sólo la entrada de Fernando Torres en el 15 y más tarde Koke dieron aire al Atlético. Torres protagonizó tres jugadas de ataque que rompieron la defensa sevillista y pudieron desnivelar el marcador a nuestro favor.

Ese gol no llegó para fortuna de un Sevilla que no lo merecía. Toca seguir luchando para superar el bache en el que nos hemos metido. Vienen dos partidos fundamentales para el futuro de la temporada.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti y en el de José Vallés.