9 mar. 2015

Empate ante el Valencia: llega la hora de volver


Koke volvió con gol
Lo mejor que nos puede pasar es que no vayamos a peor. El #Atleti está atravesando el Jordán. Cada temporada, todos los equipos tienen su momento dulce y su momento delicado. El momento dulce siempre llega a tiempo, da igual cuándo ocurra. Y nunca es oportuno el momento delicado. Nuestra mala racha ha llegado en un pésimo tramo de la temporada: cuando nos hemos enfrentado a dos rivales directos (Sevilla y Valencia) y se ha reanudado la Champions.

La buena noticia dentro de la mala noticia es que seguimos vivos en nuestros dos objeticos prioritarios: ser terceros y tener opciones de pasar a la siguiente fase de la Liga de Campeones. Tanto los empates ante Sevilla y Valencia como la derrota por la mínima en Leverkusen han sido males menores, para lo que pudieron ser. Salir derrotados por uno a cero en la ida no es el mejor resultado, pero se puede levantar a poco que el equipo recupere el aliento. Y ante el Valencia pareció que se empieza a levantar el aliento, aunque fuera sólo un leve indicio. No es que el Atleti mereciera grandes logros, pero pudo ganar (sensación que no teníamos desde el partido ante el Almería), y fue capaz de lograr que los valencianistas apenas tiraran a puerta una vez en todo el partido. Por desgracia, esa vez acabó en gol. No es gran cosa, ni consuela demasiado, pero resulta esperanzador.




Las ocasiones perdidas

Es cierto que por el camino hemos desperdiciado los favores del Real Madrid que, de haber sumado el Atleti los puntos que ha perdido en las últimas jornadas, nos hubieran permitido elevar la apuesta, y dejar de pensar sólo en el tercer puesto para mirar más arriba, y codearnos una temporada más con los megamultimillonarios.

Pero la Liga no está a punto de terminar. Ahora están flojos el Madrid y el Atleti, mientras el Barcelona golea sin esfuerzo. Valencia y Sevilla están fuertes, pero no han demostrado ser mejores que nosotros, a pesar de nuestra baja forma. Mientras hay Liga hay esperanza. Sólo falta que, a ser posible, Simeone y Mandzukic resuelvan sus problemas cuanto antes, y el vestuario recupere el resuello que parece haber perdido desde que goleamos al Madrid en el Calderón. Eso lo dejamos en manos del profe Ortega. Es el momento de volver a ser el Atleti. 

Síguenos en Twitter: @somosatleti