1 nov. 2014

Tres puntos pensando en la Champions

Koke, cada día mejor
Estaba delante el Córdoba, pero el #Atleti parecía estar ya de viaje hacia Malmö. Había que ganar, y se ganó. Tres puntos más. Pero el equipo ha dado la sensación de asumir este partido como un trámite al que no dedicar demasiados esfuerzos, pendiente de dar el golpe casi definitivo a la clasificación en la Champions, el próximo martes en Suecia.

El Atleti da la sensación de haberse obsesionado con la Liga de Campeones. Perderla como se perdió la temporada pasada se ha quedado grabado como un tatuaje en el alma de los jugadores que estuvieron en Lisboa. No es mala cosa, siempre que no afecte negativamente a la Liga. No podemos fiar todas nuestras opciones de volver a estar en Champions el año que viene a ser campeones de Europa. Hay que luchar por la Liga. Ocupar uno de los cuatro puestos de arriba (si se puede, de los tres primeros para evitar la eliminatoria previa) se ha puesto muy caro. Y jugar en Champions es imprescindible para que el Atleti se asiente en la élite.


La cita de Suecia


Ante el Córdoba, el Atleti ha tratado de sacar el máximo rendimiento con el mínimo esfuerzo. Es bueno saber gestionar las energías, ante la dureza que tiene la temporada, pero no hay que descuidarse. Y el Atleti se ha descuidado a ratos. Ha costado hacer el primer gol, como ante el Malmö. Y nos relajamos demasiado, como ocurrió en los últimos 20 minutos ante el Getafe. Y como ha ocurrido en fases sueltas del partido ante el Córdoba. De ahí los dos goles encajados, en fallos defensivos (ambos de Juanfran: muy bien en ataque, pero algo despistado en defensa).

Lo mejor, los cuatro goles, y que sigan marcando Mandzukic y Griezmann. Y también el gran partido de Koke, que va mejorando partido tras partido.

El martes, en Suecia, a dar el golpe definitivo a la primera fase de la Champions. La gloria nos sigue esperando. Nos lo debe.

Síguenos en Twitter: @somosatleti