24 sept. 2014

Otra vez balón parado, otra vez Miranda

Tres puntos de oro para el #Atleti. Foto: www.clubatleticodemadrid.com
El #Atleti salva los muebles en los Juegos del Mediterráneo con lo mejor sabe, el balón parado. Un solitario gol de Miranda que apenas esconde o aplaza (esperemos que no) las razonables dudas que genera aún el juego de los rojiblancos. Porque si bien el dominio correspondió a la escuadra de Simeone, ni el juego resultó brillante, ni es capaz de transformar las ocasiones que genera.

La imagen del Cholo desesperado plantando las dos manos y dejando su huella sobre la mampara de su palco en el estadio del Almería es bastante elocuente. El Atleti aún no ha encontrado el camino firme, estable y seguro que le llevó sin mirar atrás a la consecución del campeonato liguero. Simeone no soporta no estar en el campo y su ausencia se nota. Su carácter se transmite a sus pupilos desde el banquillo, no tanto desde la grada.

En estas lo que sí funcionan son los automatismos, las jugadas ensayadas una y otra vez en las últimas tres temporadas. Seis de los siete goles de este campeonato han sido a balón parado y el tanto que ha metido hoy Miranda ya lo ha metido más veces. Desde el mismo sitio, con el mismo giro de cabeza y la misma potencia.  Ni siquiera cambia el pasador: Koke. Sólo cambia el rival. Miranda se ha convertido en nuestra referencia goleadora al marcar tres de los siete goles y Koke es el máximo asistente.

Mandzukic espera en la recámara. Muchas de las jugadas que no han llegado a gol ante el Almería esperaban hoy su remate. Cada vez más el Atleti juega en campo del rival y más cerca del área. Con Arda, Griezmann, Cerci y Koke mejorando cada día hay posibilidades para ello. Falta afinar la puntería y para eso está el croata.

Entre las novedades de la jornada está la suplencia de Gabi, algo impensable la temporada pasada. Veremos si es una tendencia en alza. Simeone sacó a Mario y a Tiago juntos aunque al primero lo cambió por Saúl durante el descanso. El joven canterano mejoró al equipo y demostró que está listo para tener más minutos. Mario Suárez poco a poco pierde su estrella con el entrenador.

El Atleti se lleva los tres puntos de un estadio que se le ha dado rematadamente mal los últimos años. Es la mejor noticia en una semana extraña tras las dudas generadas por el empate ante el Celta y la polémica azuzada por extraños y por propios acerca de los pitos a Simeone por el cambio de Griezmann. La victoria es el mejor bálsamo ante los importantes partidos que afrontamos en octubre.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti.