22 abr. 2014

Respuesta débil ante la racanería mourinhista

Simeone buscará soluciones para la vuelta
Reducida a la máxima expresión, la crónica del partido del #Atleti ante el Chelsea se podría dejar en estas pocas palabras: mala noticia la de no haber conseguido ni un gol, buena noticia que ellos no hayan marcado.

Se suponía con antelación que estos dos rivales no iban a proponer un juego virtuoso. Lo que no era previsible es el nivel de racanería sin pudor alguno con la que plantea sus partidos Mourinho. Es su derecho hacer lo que quiera con su equipo y, al final, ha conseguido lo que pretendía: que no le hicieran gol. Lo apuesta todo a resolver la eliminatoria en Standford Bridge, pero quizá sea una apuesta demasiado arriesgada. Ha habido una respuesta débil del Atleti.

El Atleti no ha jugado su mejor partido. Ha faltado el toque imaginativo necesario para romper la pared del Chelsea. Mucho tacticismo, ninguna genialidad. Cholo sabía que el Chelsea nos iba a entregar la pelota, y por eso sacó de inicio a Diego Ribas, capacitado para tenerla y moverla. Lo hizo con criterio, aunque con las dificultades propias de un contrario que no tenía la menor intención de atacar.

Sólo el Atleti ha intentado ganar. No lo ha conseguido. Pero ¿podrá el Chelsea seguir jugando igual en su campo, cuando ya no tendrá más remedio que ganar? Quizá en Londres haya huecos que en el Calderón no han aparecido, y el Atleti tendrá una gran ventaja: con empate a cero fuerza la prórroga, y con cualquier empate con goles será finalista. Esto condicionará el partido de vuelta. Nos citamos en Standford Bridge.

Síguenos en Twitter: @somosatleti