1 abr. 2014

El Atleti planta cara y arranca un empate


Villa pudo adelantar al #Atleti Foto: www.clubatleticodemadrid.com
El Atleti se muestra en días como éste como un púgil de película, de esos viejos rockeros con una filosofía de vida irreductible que encajan como nadie y cuando parece que pueden caer siguen ahí de pie porque a ellos no los doblega nadie. Y zas, gol de Diego en toda la boca. El Atleti resiste aunque a estas alturas también podríamos decir que son los demás los que resisten porque aunque el Barça mostró una vez más mejores argumentos estilísticos, más posesión y más arte concentrado sobre todo en las botas de Iniesta, el equipo de Simeone va camino de desesperar a este Barça con sus armas, tan legítimas como cualquiera otras. El orden defensivo, el cortocircuito permanente y la salida al contraataque con la que Simeone responde al Barcelona no ha demostrado ser peor solución. Ya van cuatro partidos consecutivos sin perder ante el equipo catalán, que no ve la manera de vencer a los rojiblancos.

Destaca que el Atlético luce en los partidos nobles de la Champions sin una muestra de debilidad ni falta de concentración. Ante el mejor Barcelona de la temporada, en el Camp Nou, volvió a llevarse un meritorio empate que sigue dejando con la boca abierta a aquellos que aún esperan que el Atleti se disuelva como un azucarillo para poder justificar más fácilmente sus miserias. Millones de personas en todo el mundo contemplan atónitos el fenómeno de este Atlético de Madrid.

Con el empate a uno todo queda abierto para el próximo miércoles en el Calderón. El objetivo de marcar un gol fuera de casa se ha conseguido y ahora toca jugar como sabemos en casa y con el apoyo de la afición. La incógnita, la posible ausencia de Diego Costa que tuvo que marcharse con una lesión en los isquitiobiales mediada la primera parte. Es la peor consecuencia de la intensidad de estos duelos que también dejó en el Barça otro damnificado: Piqué.

Con Costa en el campo el Atleti salió a por todas, con las líneas adelantadas y presionando para buscar el fallo de Pinto o los defensas. En una de estas Villa tuvo su oportunidad pero no estuvo acertado en su regreso al Camp Nou. El Barcelona se fue sacudiendo poco a poco la presión y acabó dominado el balón a partir del minuto 25 aunque sin capacidad de hacer daño. Sólo una jugada aislada de Messi que Godín salvó en un cruce extraordinario puso el susto en el cuerpo a los atléticos. El Atleti cerró muy bien los espacios y en la primera parte tuvo más peligro tirando contraataques con Villa, que a punto estuvo otra vez de marcar al final del primer periodo.

Fue Diego Ribas, el sustituto de Diego Costa tras su lesión, quien cosechó los frutos del buen trabajo del equipo cuando el Barça empezaba a apretar. Un gol antológico desde fuera del área que se coló por toda la escuadra sin que Pinto pudiera hacer nada. Llegaron entonces los mejores momentos de Iniesta. El Barça buscó el empate y el Atleti la sorpresa en un contraataque. Llegó lo primero de manos de Neymar tras un gran pase de Iniesta justo cuando Simeone hacía el segundo cambio y retiraba a Villa por Sosa, muy desacertado los minutos que jugó.

Desde ese momento el Barcelona se hizo completo dueño del campo y sometió al Atleti a una gran presión. Es en esos momentos cuando aparece el cansancio pero emerge Courtois. Dos grandes paradas del belga evitaron que el Barça saliera al final con ventaja en la eliminatoria.

El Atleti se mantiene irreductible, con fe ciega en sus capacidades y sus sistema y consciente de sus debilidades. Esté quien esté en el campo compite igual y hoy sin Diego Costa la mayor parte del partido ha vuelto a salir indemne del Camp Nou y con las posibilidades intactas de hacer historia. Lo veremos en el Calderón y ahí también jugamos nosotros.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti y en el de José Vallés.