30 mar. 2014

El Atleti gana como un campeón y ya queda una final menos

El Atleti del Cholo sigue aguantando, partido a partido
Cuanto más difícil es una victoria, cuanto más complejo es el rival, y cuanta más presión hay en el escenario de juego, más importante es el éxito y más réditos se deben sacar de él. Desde que empezó la temporada sabemos que el #Atleti de Simeone no es un equipo más en la competición; sabemos que es uno de los mejores. Pero ahora, con el transcurrir de los meses y las demostraciones en todos los campos, sabemos que el Atleti del Cholo es muy grande, y capaz de hacer frente a cualquiera, en cualquier estadio, y bajo cualquier circunstancia.

Ante el Athletic Club, el Atleti ha tenido que superar a un equipo muy difícil, especialmente en casa; ha tenido que superar un gol en contra nada más empezar el partido; ha tenido que superar la presión de tener que ganar sí o sí, debido a la victoria previa del Barcelona, y a la previsible victoria del Madrid poco después; y ha tenido que superar (otra vez) un mal arbitraje. Lo del arbitraje es parte de nuestra historia centenaria. Quizá por eso, porque estamos acostumbrados, apenas lo comentamos y ni el entrenador ni los jugadores suelen hablar del tema. Pero no estaría mal que, puestos a fallar, los árbitros fallen por igual a favor y en contra de los tres equipos que se juegan la Liga. Es una petición razonable.


Y el Atleti sigue aguantando...


El Atleti ha ganado en Bilbao como ganan los campeones, en las peores circunstancias: con juego, con valor, con intensidad, con firmeza, con fuerza mental, sabiendo que es mejor que el contrario y demostrándolo en cada minuto del partido. Ha ganado con un Diego Costa monumental; con un Koke que lucha por ser titular en la selección; con un Courtois que cada vez se acerca más a su objetivo de terminar siendo el mejor portero del mundo... Y con un entrenador que es capaz de levantar a un muerto y ponerlo a correr sobre el campo como alma que lleva el diablo, hasta morir otra vez.

La declaración de intenciones del Atleti es insuperable a estas alturas. Hemos llegado a la recta final de la temporada y cada vez se diluye más ese lema ventajista, displicente y despreciativo que nos viene diciendo desde agosto de 2013 que el Atleti no va a aguantar. Y nos lo dicen esos que ahora van con la lengua fuera, y necesitan ayudas externas para salir de sus problemas. Pues llegamos ya al mes de abril de 2014 y el Atleti sigue aguantando. Partido a partido. Queda una final menos.

Síguenos en twitter: @somosatleti