23 feb. 2014

El Atleti pierde galones

Diego Costa no pudo marcar. Foto: www.clubatleticodemadrid.com
Tres fallos defensivos, sí, han oído bien, tres fallos defensivos y tres goles en contra, y en el último de ellos, maravíllense, con cierta colaboración de un Courtois que pudo hacer más por evitar el gol. El Atleti rememoró épocas pasadas en El Sadar cuando un rival como Osasuna se convertía por sistema en el Bayer de Munich y el Atlético de Madrid en un tembloroso queso gruyère. No hay crisis seguirán insistiendo algunos y puede ser porque seguimos a tres puntos del liderato, triunfando en San Siro y con condiciones de que lo de hoy se olvide la próxima jornada venciendo al Real Madrid. Pero es evidente que aquí está pasando algo y sólo hace falta comparar como solventábamos estás situaciones en la primera parte de la temporada y lo despistados que andamos ahora para encontrar soluciones a las dudas.

Fuera de casa empezamos a tener un problema porque hemos perdido contra Osasuna y Almería en las dos últimas visitas, dos campos en los que hace pocas semanas no se nos pasaba por la cabeza perder y menos de la manera en la que lo hemos hecho. Ahora ya al Atleti le han perdido el respeto lejos de casa, se han perdido los galones y eso es un mal negocio. Porque una cosa es un accidente como el del Barça en Anoeta o como el que podía haber sido el del Atleti en Almería, y otro dos caídas consecutivas ante equipos en teoría accesibles. En teoría porque el Osasuna no ha caído en su campo ni ante el Barça ni ante el Real Madrid. 

Las rotaciones no parecen funcionarle a Simeone y esa es una de las posibles claves. Arda, Koke y Miranda se quedaron en el banquillo. Diego volvió a ser titular y le acompañó Adrián como novedad. Uno juega al fútbol y el otro no. Aún así, la intensa participación en el juego de Diego no acaba de rendir frutos prácticos. En la segunda parte fueron sustituidos Mario (para que no lo expulsaran), Diego y Villa (otro desaparecido) y salieron Koke, Arda y Raúl. El equipo mejoró bastante y consiguió conectar con Diego Costa. Aún así no hubo manera de doblegar a un Osasuna que jugó muy ordenado y con mucha intensidad.

Resaca de Milán, la cabeza en el derbi... Se pondrán excusas de este tipo para entender lo que ha pasado hoy pero el problema es más de fondo y hay que asumirlo. Nada seguramente que no se pueda empezar a arreglar el próximo domingo. Por cierto, que vuelva Tiago cuanto antes...
 
En el capítulo de agradecimientos, por ser justos y coherentes, hemos de mencionar al árbitro Juan Martínez Munuera. Otro árbitro o en otra Liga pasada se habría visto tentado (o lo habría hecho directamente) de expulsar a Mario con una segunda tarjeta amarilla por propinar un codazo en un salto, habría pitado un penalti a Toby Alderweireld por una jugada semejante en el área aumentando el desastre de hoy, habría sacado amarilla a Diego Costa por tratar de simular un penalti, otra a Arda Turán por controlar con la mano. Si las hubiera sacado ni Arda, ni Costa, ni Mario hubieran podido jugar el derbi. Pero no lo ha hecho.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti y en el de José Vallés.