24 sept. 2013

El Atleti asume su superioridad

Koke sube un peldaño en cada partido
Durante años, el #Atleti ha sido un equipo menor, asustadizo y con un enorme complejo de inferioridad. Ese tiempo se acabó. El Atleti de Diego Simeone puede jugar unos partidos mejor y otros peor, puede ganar por mucho o por poco, puede sufrir algo o nada, pero no es un equipo menor, ni se asusta ante nadie, y ha dejado atrás sus complejos. El Atleti asume que ahora es un equipo superior a casi todos sus rivales. Y esos rivales asumen que el Atleti es superior. Se impone la jerarquía.

Ante Osasuna, el Atleti ha presentado cinco cambios en el equipo titular, con respecto al partido anterior en Valladolid. En el banquillo estaban Villa, Gabi o Filipe. Con unos jugadores podemos ganar en algunos aspectos del juego, y con otros jugadores se obtienen beneficios en ámbitos distintos. No se ha jugado bien. No es posible hacerlo en cada partido. Pero a pesar de eso sí se puede ganar, porque hay una línea, un objetivo, una consigna, casi un juramento.

Simeone ha establecido reglas que se tienen que cumplir como si se tratara de un ejército, sin más: luchar, presionar, correr, y vaciarse. Y, además, toques de buen juego, momentos de clase que completan las necesidades que tiene un equipo grande. Esta vez no han sido muchos. Contra Osasuna ha sido un partido de transición hacia otro más importante. Control de desgaste. Sin desperdiciar energías.

Diego Costa sigue inmenso. Lleva más goles en Liga que partidos jugados. Koke sube un peldaño cada semana. Y el equipo, en su conjunto, es capaz de responder a las dificultades. Lo hizo en el primer partido de la temporada, cuando el Sevilla empató a uno, pero el Atleti supo llevarse los puntos. Ocurrió lo mismo ante el Zenit. Y esta vez, frente a Osasuna, el gol de los navarros al borde del descanso no ha hecho que se confundan las coordenadas a seguir.

Ahora llega una prueba de las grandes. El Atleti ha hecho un pleno: todos los partidos ganados. La siguiente victoria consecutiva se produciría ante el rival que todos queremos y en el estadio en el que todos queremos que ocurra. Y ya no sería la primera vez. No hace tanto, ¿verdad?...


Síguenos en Twitter: @somosatleti