24 feb. 2013

Victoria de diez

#Atleti Diego Costa vale por dos
Simeone ya avisó de que se centraría en la Liga y así hizo. No reservó a ninguno de los titulares y sacó a los once más en forma en este momento a pesar de que el miércoles el Atleti se juega en Sevilla el pase a la final de la Copa del Rey. Con lo mejor en juego, los rojiblancos no tardaron en hacerse con el dominio del partido fundamentado principalmente en el poderío de Gabi en el centro del campo, en Diego Costa recibiendo y encarando, y en Godín y Miranda controlando, a veces con dificultades, las acometidas de Sergio García.

La presencia de Diego Costa sigue siendo superlativa, se nota tanto como su ausencia cuando no juega. Sólo en la primera parte ha provocado tres tarjetas amarillas, una de ellas al portero y otra a Héctor Moreno, la del penalti, que debió ser roja si el árbitro Clos Gómez no hubiera tenido una vara de medir las tarjetas claramente deformada. Soy de los que cree que la tarjeta roja más penalti es una pena excesiva por ser doble castigo. Pero si así se ha establecido así debe ser para todos. Y más en un mismo partido. Si el árbitro se muestra benévolo con Héctor Moreno no se comprende por qué ha sido tan duro con Gabi sólo diez minutos después cuando le saca la segunda tarjeta amarilla por rozar al jugador en una jugada en campo contrario que no entrañaba peligro alguno.

Falcao ya había transformado el penalti y el Atleti se adelantaba en el marcador pero esa tarjeta roja cambió necesariamente el planteamiento para la segunda parte. El Espanyol se convirtió en dominador y el Atleti se replegó en busca de un contraataque. Y se organizó bien el equipo. El Espanyol no inquietó nunca la portería de Curtois salvo en los últimos minutos, pero Diego Costa sobre todo y también Falcao visitaron con frecuencia la de Casilla con rápidos contraataques gracias al intenso y fatigoso trabajo en defensa del resto del equipo. Estuvo mucho más cerca el segundo gol del Atlético que el primero del Espanyol.

La entrada de Mario Suárez por Koke, no sólo aporto mayor estabilidad en el centro del campo sino que mostró que el jugador parece estar recuperando la buena forma de principio de temporada, algo necesario porque será titular el próximo partido de liga ante la ausencia de Gabi por sanción.

Aguirre anunció que no irían como corderos al Calderón, y así quedó registrado en el número de tarjetas. Doce sanciones en total entre los dos equipos, la mayoría para los blanquiazules. Hubo tanganas y entradas duras pero también buenos gestos entre antiguos compañeros. Fue bonito volver a ver a Simao en el Calderón, e interesante ver correr la banda a Petrov.

Decimotercera victoria en el Calderón. El Atleti mantiene el pulso y muestra buenas sensaciones incluso jugando con diez. Ahora a pensar en el Sevilla.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti y en el de José Vallés.