28 oct. 2012

Un carril en la izquierda para percutir

Filipe Luis, dueño del carril izquierdo
Foto: Facebook Club Atlético de Madrid
Hace ya algunos partidos que el #Atleti no juega bien al fútbol, que no seduce con buen juego, que simplemente, y no es poco, gana a todo el que se le pone por medio gracias a una combinación de factores en los que el azar es sólo la mínima parte. El Atleti ya se ha ganado una merecida fama de equipo imbatible. Damos miedo, pavor si el escenario es el Calderón. Eso hace que los equipos rivales planteen estrategias defensivas, sin balón, con líneas muy juntas, que aten en corto a nuestro delantero centro para no dejarlo respirar. Si el equipo rival mantiene un cierto nivel de disciplina al Atleti se le hace complicado.
Así ha empezado el partido un Osasuna tan bien plantado atrás como inoperante en la delantera.
Simeone estudia bien a cada rival y busca soluciones. Hay una genérica para abrir los partidos complicados: el balón parado. Ha funcionado en los últimos partidos y también en éste cuyo primer gol ha llegado en el remate de una falta. Una solución made in Atleti del doblete del 96
Luego hay estrategias particulares para cada partido. Contra Osasuna Simeone ha decidido que había que instalar una vía doble de ferrocarril en la banda izquierda para que Cebolla Rodríguez y Filipe Luis percutieran sin piedad. Por allí han llegado las mejores jugadas y el gol de Raúl García. Filipe vive un estado de gracia que hay que explotar y su asociación con el Cebolla multiplica las virtudes de ambos.
Luego está la constancia. Contra todo pronóstico el Osasuna no se ha venido abajo como esperábamos tras el segundo gol. Lamah ha sido capaz de meter un golazo desde fuera del área y aunque no han inquietado mucho a Curtois, tampoco se han descompuesto en defensa. Aún así el Atleti sigue sin mostrarse conformista. No amarra el resultado ni se echa atrás. Ningún jugador baja el ritmo de la presión sobre el contrario hasta el último minuto. Todo el campo sabía que aún faltaba un gol, lo sabían hasta los jugadores de Osasuna. Faltaba el gol del Tigre. Falcao no ha tenido su mejor día, le han sujetado bien los dos centrales y, sin embargo, nadie se iba de ir campo sin ver el gol del colombiano. No falta a su cita y ya van diez en Liga.
El próximo sábado el Atleti se enfrenta a un Valencia que no pasa por su mejor momento pero cuidado con el equipo che que es un animal herido esperando a reivindicarse ante un rival como el Atlético de Madrid. Es un equipo importante y por tanto ha llegado el momento de mostrar nuestro mejor juego, de brillar con la chispa que deslumbró en Mónaco.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti y en el de José Vallés.