22 oct. 2012

Hay que ganarlo todo

Conjurados para ganar
Foto: Facebook Club Atlético de Madrid
#Atleti Hay que ganarlo todo aunque no se merezca, hay que luchar hasta el último minuto por la victoria aunque no se esté jugando un buen partido, y hay que tomar la responsabilidad en los momentos decisivos cuando se es un líder nato, un crack mundial.
El Atleti no se ha merecido ganar hoy contra la Real Sociedad. Se ha jugado mal la primera parte, con la salvedad de una defensa bien posicionada y atenta (salvo la primera jugada del partido). Ha faltado la entrega en la presión de otros partidos, se ha echado de menos la calidad extra que aporta Arda Turán y que hoy no se ha visto ni con Adrián ni con Raúl García. La clave de este equipo es la presión y algo de eso les ha debido decir Simeone en el vestuario porque el comienzo del segundo tiempo ha sido esperanzador. Las líneas se han situado más arriba y la Real se ha visto con más dificultades. Hemos robado el balón y han llegado las oportunidades que no hemos tenido en la primera parte. Sin embargo el control del juego y la intensidad en la presión nos ha durado poco. El partido se ha abierto demasiado y las ocasiones de gol claras han empezado a llegar también a la portería de Curtois.
Al Atleti le ha sostenido sus ganas de ganar aun sabiendo que el partido se podía decantar por el rival si se volcaba en ataque y aun siendo consciente de que no estaba siendo su mejor partido ni estaba en las mejores condiciones de ganarlo. La temporada pasada, las últimas diez temporadas, el Atleti se habría metido en su campo la última media hora del partido rezando por conservar el cero a cero. Tal como estaba el partido y siendo realistas era, reconozcámoslo, un resultado bastante aceptable. La Real había ganado sus tres partidos en casa  luego era, y es (lo ha demostrado) un rival difícil de batir en su campo. El empate parecería un logro destacable. Para el Atleti hubiera significado seguir invictos en la Liga tras ocho jornadas y mantenerse a sólo dos puntos del liderato.
Pero tales cábalas conservadoras, realistas si me apuran, ya no se estilan en este equipo. No al menos mientras esté Simeone en el banquillo y mientras esté Falcao en el campo. Con Gabi sobre el terreno, el capitán y experto lanzador de faltas, ha sido el colombiano el que ha pedido lanzar ese balón que ha acabado por darnos la victoria. Nos ha sorprendido a todos porque o mi memoria me falla (que es muy posible) o es la primera falta que lanza. Y nada de jugada ensayada o pase en corto para el disparo de un lanzador potente. Simplemenente golazo de falta directa. Falcao no quiere ser menos que Messi y cuando hay que tomar la responsabilidad la toma. Falcao quiere ganar la Liga, entérense ya. Vamos a por la Liga y por eso hay que ganarlo todo.

Conversamos en el twitter de SomosAtleti y en el de José Vallés