13 ago. 2012

Una pretemporada tranquila y poco ilusionante

#Atleti ¡Qué diferencia esta pretemporada con la del pasado año para que todo quede aparentemente igual! Al menos hemos ganado en tranquilidad veraniega por mucho que la contraindicación sea esa sensación poco ilusionante que nos invade. A día de hoy (queda medio agosto ¡cuidado!) ni ha habido desbandada de las grandes figuras del equipo (salvo el prestado Diego que no era nuestro), ni se ha fichado a un sólo jugador que despierte emoción. Queda agarrarse a un viejo mito rojiblanco y al que esperamos sea un futuro mito rojiblanco: la confianza en el trabajo del "Cholo" Simeone y el descubrimiento del verano, el chaval Óliver Torres, pero esto último, parece, deberá esperar.
La mejor noticia a la hora de encarar la temporada es que ésta se inicia con un entrenador respetado por todos, desde la grada hasta el último jugador, que va a trabajar con un equipo que ya conoce y que se mantiene básicamente en su estructura, incluyendo al goleador Falcao. El colombiano ha demostrado en pretemporada que no sólo no ha perdido su olfato goleador sino tampoco su compromiso con el club.
Las incorporaciones tendrán que ganarse el puesto e ir demostrando su valía. Parece que el fichaje de "cebolla" Rodríguez va a aportar más argumentos en la banda izquierda y quién sabe si el denostado Raúl García saldrá este año por la puerta grande del Calderón una vez que alguien se decida a ponerle a jugar en su puesto. Nunca le faltó compromiso ni se le vio un mal gesto con la grada.
Poco más. Es precipitado juzgar al equipo por lo visto en los partidos amistosos pero me atrevo a hacerlo por lo no visto. Lo no visto es básicamente Diego Ribas. Podemos hacerlo bien sin él, y por momentos se ha jugado con gracia. Equipo compacto con buena presión y contraataque por un lado, y fallos garrafales en defensa y empanada ante el gol que, se supone, ya se corregirán. Pero Diego añade excelencia al orden y eso ya no lo tenemos.
Óliver Torres no es la solución por mucho que queramos empeñarnos. Ya veremos si al final no habrá que recurrir a él, forzar su madurez y disfrutar ya de su incipiente genialidad a riesgo de quemarlo antes de tiempo. Hubiera sido estupendo que el chaval hubiera entrenado con Diego, que le hubiera sustituido de vez en cuando, que hubiera jugado minutos sueltos y algún partido fácil. Así va forjando el Barça a sus estrellas, no pidiéndoles que saquen las castañas del fuego cuando las deudas ahogan la economía del club y no hay dinero para pagar a los cracks. Porque esta es la razón y no otra del adios al brasileño.
Al Atleti nunca le cuadran los tiempos. Ahora que hay algo de estabilidad y se puede crecer y mejorar no hay dinero. Cuando ha habido, supuestamente, algo de dinero para fichar, no ha habido estabilidad o se ha hecho mal. Se debe dinero al Oporto por Falcao y se debe dinero, muchísimo dinero a Hacienda. El Atleti, gracias Miguel Angel Gil, es uno de los equipos españoles que más dinero debe al erario público. El club ha llegado a un acuerdo con el CSD y la administración para ir rebajando esa deuda. Y el club está cumpliendo religiosamente. Por eso el gasto en fichajes es mínimo y la única opción de traer a Diego a Madrid pasa por una nueva cesión repitiendo la experiencia "última hora" de Tiago. Ya parece casi imposible. Por el camino, consecuencia de esta política de buscar dinero debajo de las piedras para pagar malas gestiones, perdemos referencias. El adios a un canterano como Domínguez es muy doloroso por mucho que no acabara de ganarse el puesto de titular en el equipo.
Aún así, todos esperamos que el segundo año de Arda Turán sea mucho mejor que el primero, y eso puede ser una delicia. Que Falcao reviente su registro de la pasada temporada. Que Adrián ya no sea una revelación sino una confirmación superlativa. Que "cebolla" y Filipe hagan llorar a los rivales por la izquierda y que sea un clamor que Juanfran no puede ser suplente de nadie en la selección española. Y si llega una buena sorpresa antes de que cierre el mercado, mucho mejor. Ahora a por el Chelsea, que todo empieza mejor con una Supercopa en las vitrinas.

Te escuchamos en el twitter de Somos Atleti y en el de José A. Vallés.