13 may. 2012

Y ahora, el futuro


La temporada del #Atleti termina con un ejemplo perfecto de lo que hemos sido este año: grandes en Europa, medianos en España. Dimos una lección en la final de la Europa League, y hemos sido limitados, y muy justitos en la resolución ante el Villarreal. En Bucarest, el Atleti fue capaz de gestionar con maestría las carencias del Athletic, en especial su adolescencia europea. En Villarreal no hemos sabido aprovechar de la misma forma las escaseces de un equipo venido a menos. El Villarreal era preso de sus propios miedos. Nosotros sabemos bien lo que se siente en una última jornada de liga, cuando se corre el riesgo de bajar a segunda. Por suerte, Falcao ha sabido encontrar la forma.




También sabemos las muchas oportunidades que hemos perdido a lo largo de la temporada. Hoy podríamos (deberíamos) estar en Champions, y no lo estamos. Eso significa dinero, y el dinero significa jugadores. El Atleti necesita, por una vez en la vida, mantener la base del equipo durante dos o tres temporadas. Eso no ocurre desde que nos alcanza la memoria. La directiva ya se cargó al equipo del doblete, y ahora no parece que haya dinero suficiente para que se queden los cuatro tenores (en el Atleti no son tres, sino cuatro): Adrián, Diego, Turan y Falcao. Alguno seguirá, pero es difícil que sean los cuatro.

La cuestión es dónde estamos, y qué somos capaces de hacer con el dinero del que se dispone. Habrá que hacer milagros. Nos espera el futuro. Veremos cómo lo gestionan.