8 dic. 2011

La Peineta: entre el "no a todo " y el "sí, pero"

#Atleti Traslado al nuevo estadio sí o no, esa es la cuestión que trae de cabeza a muchos atléticos que se debaten entre la nostalgia y la promesa de un futuro mejor, entre la certeza del presente real que es el Calderón aun con sus muchos problemas y las dudas del futuro deslumbrante que supone la Peineta, un proyecto que hoy por hoy es sólo una bonita maqueta de cartón piedra. Dudas razonables alimentadas día a día en la falta de transparencia, en los cambios constantes en las condiciones económicas y del traslado y, sobre todo, en un pecado original: que detrás del proyecto están los gestores que han dirigido el club en la peor etapa de su historia.


¿Son la nostalgia y la desconfianza hacia los gestores razón suficiente para rechazar el proyecto? A priori no si somos un poco sensatos. Nos jugamos demasiado como para liquidar el asunto con un fácil “no a todo” con el que muchos despachan cualquier cosa que huela a Gil y Cerezo.

Ir a la Peineta es una oportunidad (o no) que ha surgido a propuesta del Ayuntamiento, interesado en soterrar la M-30, hacer un parque fluvial en los terrenos del Calderón (mala suerte para nosotros que no quiera hacer unos muy rentables pisos, hoteles y centros comerciales) y hacer de la Peineta el estadio de los Juegos Olímpicos. Ahora cabe preguntarse si nos interesa la propuesta.

El Calderón es un campo relativamente viejo, todavía funcional y con vida útil por delante, desde luego, pero con unos problemas estructurales importantes. Más tarde o temprano necesitará una reforma integral, de esas multimillonarias. La aluminosis sigue ahí, no lo olvidemos. El estadio por dentro está de mírame y no me toques. Las escaleras, los accesos, los baños (sólo mencionarlos provocan el vómito)… ¿De dónde sacaremos el dinero para reformar el estadio cuando ya se caiga sólo? ¿Vendemos al Fernando Torres que pase por ahí en ese momento? ¿Pondrán el dinero los que se niegan al traslado? No tenemos más parcela que la que ocupa el estadio. A diferencia del Bernabéu o del Nou Camp, nosotros no tenemos más terreno donde levantar un centro comercial o un hotel que financie las obras. No encima de una carretera (¡la M-30, qué despropósito cuando se construyó!), desde luego que ahí no nos van a dejar. Ni siquiera todo el suelo donde se asienta el estadio es nuestro. Con la esquina del Bernabéu, con una parcelita en la Castellana, Florentino se paga una cúpula de oro para su estadio si quiere. En los terrenos aledaños al Nou Camp se puede hacer otro estadio igual, o un parque de atracciones si quieren… El chalecito de la Masía vale más que nuestro estadio ¿Cuál es el futuro a medio plazo del Calderón? Los del no a todo deberían hacerse también esta pregunta.

Aunque se pueda mejorar la gestión del estadio, el Calderón no permite un crecimiento futuro comparable al que pueden hacer otros equipos con sus campos. ¿Habéis estado recientemente en algún estadio de los que hemos visitado con motivo de los desplazamientos europeos? Qué envidia da ver el estadio del Oporto, o el del Hamburgo, que ni siquiera son los máximos referentes europeos.

El proyecto que nos ofrecen significa todo eso, crecer en aforo, una parcela más grande, posibilidad de mayores aprovechamientos de los que sacar más dinero, mejores accesos, un estadio nuevo que sea una referencia en Europa, la envidia del resto de clubes de España y todo en propiedad para 2020… Pero eso es el proyecto y sólo el proyecto. Si la realidad se asemeja en un 95% a lo que nos mostraron el lunes, si la afición responde y somos capaces de llenar razonablemente el estadio, y si para entonces (y esto es lo más difícil) el proyecto deportivo crece para situarse a la altura de la Champions League, no tengo dudas de que ganaremos con el traslado.

Pero ¿y qué pasa si lo que nos han vendido se disuelve como un azucarillo, si de las maravillas que nos han contado sólo se cumple la mitad? ¿Y si las obras cuestan más de lo previsto y acaban cargándose sobre las espaldas del club? Vuelven las dudas razonables.

Aún así tengamos en cuenta que en esto no estamos solos. El Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid no están dirigidas por Gil y Cerezo. Como ciudadanos madrileños tenemos que exigir a sus responsables aún más transparencia y responsabilidad pues se trata de instituciones públicas. FCC y Mahou, también se la juegan en el empeño. Podemos ir con el no a todo por delante hasta morir con las botas puestas en nuestra “mismidad”. También podemos creer todo los que nos vendan y dejarnos seducir por maquetas de cartón piedra. O podemos decir un sí pero, estar vigilantes y exigir al club, al Ayuntamiento y a la Comunidad de Madrid que no cedan ni un milímetro en un empeño que tiene que beneficiar al Atleti porque lo contrario no se lo vamos a consentir.



Te escuchamos en el twitter de SomosAtleti y en el de José A. Vallés.

11 comentarios:

  1. El estadio pinta cojonudo pero, a mi entender, no sé si se conseguirá meter en él a 70.000 personas cada partido viendo las chuflas a las que nos suelen tener acostumbrados los jugadores. La duda es si nos podemos permitir un estadio así siendo, en estos momentos, un club grande venido a menos, o si precisamente el tener más aforo hará que, en consecuencia, vaya más gente al campo y se ingrese más dinero.

    ResponderEliminar
  2. Si bien el CALDERÓN siempre será el CALDERÓN, cualquier cambio, si es para bien, merece la pena. Pero si vamos a tener un estadio 5 estrellas y no se lo podemos enseñar a Europa (Champions), estamos apañados.
    Como ya estárá decedido el cambio ¿cuál va a ser su nombre?
    Lo que necesitamos es un presidente inteligente y un director deportivo que sepa fichar, sobretodo a los entrenadores, que los jugadores ya se irán haciendo.

    ResponderEliminar
  3. A MI ME PARECE BIEN EL TRASLADO, Y ESO QUE ME PERJUDICA BASTANTE, VIVO CERCA DEL CALDERON, Y SOY MINUSVALIDO, CON LO QUE TENDRIA MAS COMPLICADO DESPLAZARME, SOBRE TODO EN LOS PARTIDOS DE LA NOCHE Y ENTRE SEMANA. PERO, EL CALDERON YA SE QUEDA PEQUEÑO PARA LA GRAN MASA SOCIAL QUE TENEMOS, Y QUE ESPERAN PODER ABONARSE, Y ENCIMA, MUCHO MAS COMODO EN EL ACCESO. HAY QUE TENER FE, Y PENSAR QUE SERA PARA EL BIEN DEL CLUB.

    ResponderEliminar
  4. A mi me parece un proyecto desmesurado, visto sobre todo, desde el aspecto de la capacidad. Es embargar la histórica presión, y el aspecto de 3/4 de entrada que suele acostumbrar el calderón, a un hipotético cambio al alza del rumbo del equipo que sea capaz de albergar como media a 60.000 espectadores. Ciertamente me parece de locos, y de un nulo estudio.Alianz arena , 66.000, por citar una referencia ¿Dada la mayor capacidad , abonos mas baratos? No creo. De acuerdo con que a largo plazo nos íbamos a ver una gran encrucijada si no aprovechamos esta oportunidad, pero el híbrido entre estadio para las olimpiadas, por si acaso cae el gordo, y estadio para el atletico, nos va hacer mas mal que bien en el aspecto de lo que debe ser un buen campo de fútbol que invite al espectáculo, que ya que cambiamos mis referencias para el caso serían todos los campos ingleses

    ResponderEliminar
  5. EL ESTADIO ES DE LUJO PERO PARA EMPEZAR VAMOS A ENTUSIASMAR A LA MEJOR AFICION DEL MUNDO CON NO VENDER MAS A LOS MEJORES JUGADORES.A SER MAS AGRADECIDOS CON SU SALIDA KE NO SUELE SER NUNCA DIGNA.YO SOY ATLETICO Y ME JODE KOMO MADRID Y BARCA TIENEN SIEMPRE UN BUEN EKIPO.DEJEMOS TELEVISION Y DEMAS TENEIAMOS BUEN EKIPO KE CON UNOS RETOKES HUBIERA VALIDO PARA TODO KUN-DE GEA-UTFALUSI-JURADO Y AHORA SEGURO KE REYES ESTO MAS DIEGO-ARDA-GABI-ADRI Y FALCAO OTRO GALLO NOS CANTARIAN Y NINGUN JUGADOR KERRIA IRSE

    ResponderEliminar
  6. Los cambios no gustan nunca, pero hay que mirar al futuro, la afición del ATLETICO es de las mejores del mundo, si pusieran los abonos más baratos seguramente muchos nos apuntariamos.Es necesario cambiar y si es para mejorar estupendo,pero con cautela.

    ResponderEliminar
  7. El debate no es cambiar de estadio o no. El debate es que dos ladrones, con el apoyo de las instituciones, va a arrasar el patrimonio construido a lo largo de muchos años por miles de socios.

    ResponderEliminar
  8. Qué gran tontería es basarse en que "el estadio se queda pequeño".... SI NO SE LLENA NUNCA!!! De hecho el Calderón tenía más asientos (varias filas de grada pegada al césped) y lo han ido reduciendo.

    Cambiar a un estadio nuevo pues es como el que cambia su coche de 15 años por uno nuevo... Pero aparte de nuevo y muy bonito (la cubierta, porque la fachada da asco), dudo mucho que ese nuevo estadio vaya a causar envidia por ahí fuera y que sea más cómodo que el Calderón.

    Dejando aparte que lo más caro no es el estadio como tal sino los accesos a la M-40 (que se quedarán en agua de borrajas mientras no nos den la olimpiada), seguramente construirán abaratando a tope, poniendo los asientos lo más juntos posible para ganar un aforo innecesario, y eso de que tenga que tener forma de pista de atletismo "por si acaso" redunda en que se ve el fútbol fatal, especialmente desde los fondos.

    ResponderEliminar
  9. Somos una caricatura de club de lo que un tiempo atrás fuimos. Ese tiempo en el que el Real Madrid tenía pesadillas con el derbi, antes y después, o que llegase el ATM de visitante era motivo de orgullo y caíamos bien.

    El estadio es lo de menos.

    ResponderEliminar
  10. Otro desencanto, ¿cuando despiden a este hombre? ¿pero que tiene que hacer para salir corriendo? la cosa está fea, si sabemos que los que juegan son los jugadores, pero ¿que pasa? Luis pon orden en este equipo,Antic, me vale tambien, el cholo, no se, no se, se necesita un entrenador con caracter, Luis los pone firmes como a legionarios, Manzano no falla los goles, ni para balones, este es un problema viejo, ¿cuantos entrenadores fichó Tal y tal y tal..? un saludo para todas y todos, que Dios reparta suerte.

    ResponderEliminar
  11. queremos un estadio de futbol, no un estadio olimpico con la gente a muchos metros lejos del cesped

    ResponderEliminar

Participa con tus comentarios y sé respetuoso con los demás. Gracias.