29 sept. 2011

El tiempo nos dará velocidad

#Atleti Un equipo de gran poderío físico decían del Rennes y así lo han demostrado ejerciendo una presión asfixiante durante casi todo el partido sobre la línea encargada de dar salida al balón para el Atlético de Madrid. Cuando esto ocurre, como ya sucedió ante el Barcelona, el equipo muestra su principal carencia. Nadie duda del salto de calidad que jugadores como Diego, Arda, Mario o Gabi dan al centro del campo, pero la velocidad y la fluidez de su juego dejan aún mucho que desear. Ante una presión bien ejercida los delanteros se quedan secos de balones por mucho que, como hoy, la posesión haya sido mayor para los rojiblancos.

Sin el éxtasis colectivo que produce saberse dominadores del tikitaka y sin el aliento entusiástico de una salivante grada rendida al inédito placer de contemplar como los jugadores del centro del campo conectan entre sí más de tres balones seguidos, el equipo pierde toda la gracia como conjunto. Y no solo eso. De repente aparece un Arda Turán vaguete y desorientado, un Diego lento y fallón, y así uno tras otro nos generan repentinas y terribles dudas. Esta vez la culpa no es achacable a las rotaciones pues Manzano sí que ha sacado un equipo que todos podemos ver como titular con la salvedad del lesionado Silvio (por favor vuelve, te lo suplico) y la suplencia de Reyes, hecho este último que ya no debería sorprender tanto pues el utrerano está empezando a ganarse el banquillo con sus actuaciones. Tiene que espabilar porque Adrián no es precisamente una baratija que condenar a la suplencia porque sí y Salvio está teniendo actuaciones notables (hoy mismo) cuando sale.

El tiempo dará esa fluidez que ahora falta, se supone. La otra gran carencia, la intensidad habrá que trabajarla más en los entrenamientos y tendrá que exigirla Manzano en el vestuario. Ha hecho falta que nos metieran un gol para ver algo de fútbol en el Atleti. Me da que no ha sido tanto porque el equipo se haya echado hacia adelante como porque el Rennes se ha emocionado, ha perdido algo la compostura y ha flaqueado en la presión. La entrada de Salvio y Reyes percutiendo por la banda derecha ha sido importante para acabar marcando un gol de última hora que puede ser fundamental para la clasificación y para la moral del equipo.

Tenemos tanta tendencia a sobredimensionar nuestras expectativas como a tirarlas todas a la basura al primer tropezón. Lo importante es seguir sumando mientras se engrasa la maquinaria. Ahora llega un importantísimo partido contra el Sevilla. Contra el Rennes Juanfran ha evitado en los últimos minutos que lleguemos al partido del domingo sumidos en la depresión y la apatía habitual de otras temporadas. Aún creemos en este proyecto.

Te escuchamos en el twitter de Somos Atleti y en el de José A. Vallés