12 feb. 2011

Un Atleti fuera de sí


#Atleti

Entre las características ancestrales del Atleti hay una muy peculiar: cuando metemos un gol, nos quedamos esperando el final del partido. Si metemos el gol en el minuto 85, la opción de aguantar tiene todo su sentido. Si metemos el gol en la primera jugada, esperar es como suicidarse. Y al Atleti le encanta suicidarse, es parte de nuestro ADN.

También es parte de nuestro ADN complicarnos la vida, meternos en problemas, hacernos trampas en el solitario, tirar penaltis al poste, y dejar en el banquillo a titulares de la selección brasileña . Aún no sabemos si Elías es bueno o malo, pero cuesta entender que ni siquiera se le convoque.

No tenemos acierto, ni suerte, ni árbitros que nos traten medio bien (la expulsión de Godín es la decisión absurda de la jornada). Y, sin embargo, hoy sí lo hemos intentado. Se le ha puesto intensidad al partido, algo que nos falta casi siempre. Hemos tratado al Valencia de tú a tú. Se supone que esto debería ser una obviedad, pero por desgracia, últimamente tenemos que mirar hacia arriba para ver al Valencia, al Villarreal, al Sevilla, al Español…. Al Madrid y al Barcelona hemos dejado de verlos hace mucho. Se supone que siempre queremos ganar, pero no siempre lo demostramos. Hoy, sí. Pero nada de eso es suficiente a estas alturas. Ni siquiera sirve que Reyes esté en un fabuloso estado de forma.

El Atleti está fuera de todo. Y, lo peor, está fuera de sí. Toda la institución está fuera de sí, y nadie sabe hacia dónde vamos.