11 feb. 2011

Algo se mueve en el Atleti

#Atleti Dice Miguel Ángel Gil en El Larguero que los pitos y las protestas que recibe últimamente la directiva son normales y responden a la mala situación del equipo. Que hace apenas unos meses le paraban por la calle para pedirle autógrafos, dando a entender que cuando el Atleti remonte algo el vuelo todo volverá a la tranquilidad. La tranquilidad es una grada resignada a la mediocridad y a pagar su abono cada año con la esperanza de que ese sí será nuestro año.
Lo peor es que probablemente tenga razón, y le avala la experiencia de que en los últimos tiempos la afición se ha conformado con muy poco. Aún así, esta vez parece que algo se mueve en el Atleti y hay señales de ello.
Hay varios hechos que son novedosos. Por primera vez que recuerde, los gritos contra la directiva no vienen precedidos de gritos contra el entrenador. Normalmente las quejas pasan primero por el que dirige el banquillo y esta vez no ha sido así. Y no es que la grada confíe ciegamente en Quique, es simplemente que ahora todos somos conscientes de que el problema no es el entrenador, el enésimo entrenador, sino quien dirige el club.
Con las victorias de la temporada pasada la grada ha despertado porque ya no estamos dispuestos a volver a la nada, y Gil y Cerezo se han dado cuenta de ese cambio y entre ellos han surgido discrepancias públicas. Hay nervios y por eso han recurrido a los medios de comunicación. Primero una entrevista de los dos máximos dirigentes juntos (algo inédito, por lo menos en tiempos recientes) para negar las malas relaciones, y asegurar que el Kun no se va al Madrid (más les vale). Luego filtran en la prensa que se quieren deshacer de Suso García Pitarch a final de temporada, algo que si bien es justo y necesario, no es suficiente. Normalmente el director deportivo es, tras el entrenador, el siguiente en sufrir las iras de la afición. La situación es tal que un cambio de entrenador no ilusionaría a la masa social y por eso ahora están dispuestos a sacrificar al director deportivo que les sirve de pantalla. Si está jugada no aplaca los ánimos van a quedar más expuestos que nunca.
Es de agradecer que el máximo accionista del club se someta a las preguntas de la prensa. Es interesante conocer lo que tiene que decir, su versión de las polémicas. A veces hasta tiene razón en algunas cosas que dice y está bien saberlo. Pero la transparencia no sólo es deseable cuando la afición estalla sino que hay que ejercerla de forma continua. La política de comunicación del club es casi tan mala como la gestión deportiva. Si no se acierta con los fichajes, si se está tirando el dinero mientras dejamos que envejezca una generación histórica de delanteros (Simao, Maxi/Reyes, Kun y Forlán) sin un mediocentro a su altura no es solo porque el director deportivo es malo (o algo peor), sino porque un dirigente se empeña en mantenerlo durante años en el cargo. Es su responsabilidad y es evidente, viendo los números objetivos, que los años de la era Gil no se corresponden con la historia anterior del equipo, de modo que no se puede ir de radio en radio sin mostrar ni un atisbo de autocrítica.
En este contexto surge ahora una plataforma que pretende aglutinar el descontento de la afición. Liderados por Vicente Calderón Jr. y Gabriel Camuñas, Atléticos por el Cambio está haciendo una recogida de firmas que a falta de propuestas más concretas parece tener la intención de conocer el apoyo que tienen para, imagino, ofrecer alguna alternativa más efectiva. Dicen en la radio que están dispuestos a negociar la salida de los dirigentes, a devolver las acciones a los socios y a gestionar la deuda del club, pero de momento no hablan de poner dinero. Dicen que es posible una alternativa aunque no es la primera vez que propuestas similares se han quedado en humo. Dejo patente mi escepticismo y mi esperanza a partes casi iguales.
El escepticismo viene de no encontrar aquí tampoco la transparencia que exigimos a los actuales dirigentes. No me vale escuchar a Calderón decir que tienen abogados muy buenos que les dicen que es posible devolver la S.A. a los socios. Quiero que me expliquen cómo. No me sirve una declaración sobre lo grandes que fuimos sino que me expliquen de qué manera recuperarán en el futuro la grandeza perdida de la institución y sobre todo con qué dinero. Si firmo algo, en definitiva, quiero saber que se va a hacer con mi firma, porque glosar la historia del Atleti lo puedo hacer en este blog.
Supongo que esperan a contar con suficiente apoyo para mostrar sus cartas. Pero yo estoy igual que ayer: no sé si las tienen y no sé a qué esperan. Como dice mi amigo @elratotonto en su twitter: ¿pero alguien duda de que en el momento en el que haya una oferta real, el apoyo social será inmediato? Me encantaría ver su propuesta hecha realidad porque tener alternativas (y a ser posible que no sea un jeque) es la mejor manera de afrontar el futuro del club. Veremos hasta dónde llegan. Las sociedades anónimas están ahí con sus leyes y sus reglas, y aquél error que consentimos es difícil de revertir y menos sin dinero.
Te escuchamos en el twitter de SomosAtleti
Y también puedes seguir el twitter de José A. Vallés