31 oct. 2010

¿Quién fabrica el fútbol?

#Atleti Pasemos por alto el penalti que, tampoco ante el Almería, nos han pitado nada más empezar el partido. Enfilemos directamente nuestra propia responsabilidad. Algunas notas:

- otro día más empezamos acogotando al contrario (como en Villarreal), pero el impulso nos dura el tiempo que se tarda en un aliento; al octavo minuto, el partido se ha vuelto un correcalles, y perdemos la superioridad;

- a partir de ese momento, ya no jugamos al fútbol, sino con fuego. Nos hacen ocasiones, y el balón acaba dentro antes del descanso. Letal, para un equipo con recursos tan escasos como el Atleti;

- nos pasa siempre: si el equipo contrario tiene calidad, nos la impone. Si el equipo contrario no tiene tanta calidad, pero sí tiene intensidad, nos la impone también. Nosotros nos imponemos muy poco, porque nuestra calidad está al raso, y nuestra intensidad nunca es superior a la de los rivales;

- tampoco la fortuna ha sido nunca la especialidad de este club más que centenario. ¿Por qué de todos los jugadores que hay en la Liga, al único al que le da una apendicitis tiene que ser a Godín? ¿Por qué se nos lesiona en medio del partido el único jugador, Reyes, que tiene y demuestra algo de ingenio?

- Bien Simao. Lo intenta todo. Bien Forlán. Demuestra que quiere volver, aunque todavía no haya vuelto. Bien Aguero. Nunca se ha ido, y cada día se le nota más que asume el cargo de "dueño" del equipo;

- Fran Mérida es un proyecto de Jurado. Pero sólo un proyecto. No es que Jurado sea Xavi, pero desde que se fue cuesta ver un pase de gol que proceda del centro del campo;

- y ahí está nuestro problema de verdad: ¿quién fabrica fútbol en el Atleti? Nadie. Somos el equipo del juego a empujones. Echamos la pelota hacia delante, pero no la jugamos; apenas la dirigimos; en absoluto la colocamos. Si el balón llega a los delanteros es por pundonor, y no por calidad. Tiago sigue sin estar ni al 60 por ciento de lo que supone que ha sido. Assunçao es lo que es: que nadie le pida un toque sutil. Y Raúl García se dejó el penúltimo pase de gol en Pamplona, cuando aún jugaba en Osasuna.

Dar centros laterales es fácil. Dar buenos pases verticales requiere jerarquía y talento, y nos falta camino para llegar a eso. Me cuesta recordar un pase de gol que haya dado recientemente alguno de nuestros medios centros.

Hasta ahora, hemos sido débiles a domicilio y fuertes en el Calderón, salvo ante el imposible Barcelona. Hoy hemos sido débiles en casa, y estamos a pocos días de coger el metro para bajarnos en la estación Santiago Bernabéu. Quique es especialista en preparar bien los partidos difíciles. Repetir lo del Inter, en la Supercopa de Europa, es su reto, y nuestro sueño. Suerte, Quique.

Sígueme en Facebook y Twitter:

- Twitter: VicenteVallesTV