21 oct. 2010

El dilema de Quique

#Atleti Quique tiene un dilema para el domingo: quién acompañará al Kun en la delantera. La revolución que ha provocado el argentino con su salida deja claro que se ha recuperado y, lo que es mejor, que sigue en forma.
Otra vez Forlán abandona el campo antes de tiempo con división en la grada. No ha hecho un buen partido y van unos cuantos. Aun así pitar a Forlán solo puede responder a una falta de memoria o a una impaciencia excesiva, pues todos sabemos por experiencia que es capaz de resurgir con fuerza en cualquier momento para darnos una copa de Europa. Pitar no acelera ese proceso precisamente. Debemos plantearnos si queremos recuperar al mejor Forlán, al balón de oro y pichichi de Europa, o si queremos hacerle infeliz y provocar que se nos vaya.
Otra cosa es decidir si debe jugar el próximo domingo o no. La alternativa Diego Costa está funcionando muy bien aunque algunos sigan sin fiarse. ¿Otra vez falta de memoria? ¿Cuántos delanteros han sustituido las bajas en la delantera titular con solvencia en los últimos años? Costa va a gol por partido y recorre más kilómetros presionando a la defensa que nadie. Desordenado a veces, inocente otras, Costa sigue madurando para convertirse en un gran jugador. Si hay alguien el Atleti al que podamos comparar con un diamante en bruto creo que ese es el brasileño. Su esfuerzo debe ser compensado con un protagonismo que no se limite a las sustituciones forzadas por las lesiones. Si dejar a Forlán un día en el banquillo es bueno o no para el uruguayo es algo en lo que Quique tendrá que apostar.
Del partido de hoy hay que sacar otras conclusiones. Preocupa la facilidad con la que el Atlético de Madrid se contagia del mal juego del contrario, hasta el punto de entrar en una peligrosa dinámica de apatía y desorden con apenas un gol de ventaja. Sólo Godín (impresionante regreso tras la lesión) y un motivadísimo Reyes han dado algo de luz al equipo en los primeros sesenta minutos.
Y lo mejor es que el Kun sigue siendo capaz de dar la vuelta al equipo él solo. Con el regreso de De Gea el próximo domingo (esperemos) tenemos al equipo casi al completo para para enganchar en Villarreal a los de arriba.



5 comentarios:

  1. Pitar a Diego Forlán es de vergüenza. Desde hace unos años el Calderón se ha llenado de entendidos del fútbol que bien podrían ocupar su plaza en el gallinero del Bernabéu.

    ResponderEliminar
  2. Lo de las pitadas en el Calderón también me fascina a mí, y más cuando el jugador pitado aun está en el campo jugando. Yo creía que eso solo pasaba en el Bernabéu pero ya ves, las cosas han cambiado...

    ResponderEliminar
  3. yo sintiendolo mucho, creo que hoy por hoy, Costa debe ser el compañero de Agüero en la delantera...no es una falta de respeto a Forlán ni mucho menos, esto es futbol profesional e igual que le aplaudimos cuando toca, le pitamos porque lleva un año arrastrándose físicamente por lo campos, no sé que le pasa, no sé la solución, pero desde luego algo ha de cambiar en Diego para que vuelva a ser el mismo, no quiero pensar que lo hemos perdido para siempre...

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, como dice Vallés, es preocupante como el Atletico se relaja ante este tipo de equipos, pensamos que ya llegará el gol y eso es un gran error, debemos vivir de la intensidad en la presión y esperar que la clase que hay arriba (que la hay) haga el resto. Al 70% no somos nadie y cualquier equipo nos puede pasar por encima.

    Otra cosa, me preocupa el estado de forma de Tiago (creo que no hacer la pretemporada le va a pesar hasta navidad) y que Fran Mérida no tenga minutos.

    Si queréis mas fútbol, os invito a mi blog:
    http://quintadelbronx.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. La temporada es larga, vamos a necesitar a los tres y aún con la recuperación de Aguero hay que hacer rotaciones y que los tres se sientan titulares y suplentes. Los pitos no ayudan a nadie, a Reyes le perjudicaron mucho y lo perdimos un año en el Benfica. Señores, los pitos hacen que los buenos se vayan y triunfen en otros equipos. Como decía Clemente "Mis jugadores son los mejores, porque son los mios"

    ResponderEliminar

Participa con tus comentarios y sé respetuoso con los demás. Gracias.