4 abr. 2010

La hora de Quique

Mucha calma, ¿verdad? No estamos acostumbrados a ver un partido con la tranquilidad de este domingo ante el Deportivo, sin sufrir hasta el final. Es un descanso. Y hay que aprovechar ese descanso para hacer algo que practicamos poco: parar el balón y durante un segundo pensar en lo que estamos haciendo, como los buenos futbolistas.

Y creo que hoy, después de varios meses y de muchos partidos, ha llegado el día de decir que Quique está realizando un trabajo muy bueno. Es cierto que hemos tenido (espero que ya no más) algunos partidos desastrosos. Pero no podemos ignorar nuestra realidad, también la buena: no hay otro equipo en España que siga en tres competiciones. Hoy, domingo, aún podemos decirlo, y espero que el jueves lo sigamos diciendo.

También estamos en la final de la Copa. Y hoy nos hemos arrimado con cariño a la parte alta de la tabla. Por fin estamos a menos puntos de Europa que del descenso. Nos ha costado.

Pero lo mejor es que el equipo va a más, aunque a veces muestre cansancio. Hay un orden. La defensa no está al cien por ciento, pero hace tiempo que ha dejado de estar al cero por ciento. Y los hombres de arriba atinan con la portería más y mejor que antes.

Hay muchos factores que nos han llevado al lugar en el que estamos. Uno de ellos, creo que el más importante, es Quique. Enhorabuena al míster. Enhorabuena a todos.

Vicente Vallés