21 feb. 2010

Vamos a tirar la Liga

La tira Quique, la tira Forlán, la tiran casi todos menos Reyes que piensa en el Mundial y en aprovechar sus mejores momentos en mucho tiempo. La tiran porque están cansados, pero también porque no se creen mejores que el rival por mucho mejor que estén jugando.
El partido contra el Almería lo hemos visto mil veces ya. Jugamos mejor y perdemos, podemos golear y regalamos. Y lo peor es que siendo netamente superiores, los jugadores no se acaban de creer que podamos ganar. ¿Por qué Asenjo pierde tiempo en pleno acoso rojiblanco contra la portería almeriense? ¿Por qué todos parecen jugar al tran tran, sin ganas, salvo Reyes, cuando estamos a punto de marcar? Y lo peor de todo, ¿Por qué Quique espera al minuto 85 para sacar al jugador que puede acabar de desatascar el partido? Una cosa es reservar al Kun para el partido del jueves pero, ¿tan importantes son 15 minutos más de juego para el jugador? Si sólo quiere que juegue cinco minutos, ¿por qué lo lleva al banquillo?
Vale que hubo mala suerte, que Alves lo paró todo y que el árbitro obvió una mano en el área, pero si hemos perdido ha sido por pura falta de ambición. Y eso es algo que no vemos desde hace mucho tiempo: ambición, esa que por ejemplo tiene el Real Madrid para ganar muchos partidos que no merece. No basta con hacer la machada contra el Barça, la afición ha pagado por toda la temporada.